ANDALUCÍA POR HAITÍ: LA HISTORIA DE MARLÈNE MONÉLIS

Marlène Monélis en su casa, junto a su hermano Moise y su madre Gina. Foto: Claudine Andre/ActionAid

 

Marlène Monélis tiene 13 años y vive en la comunidad de Merger, en el distrito de Mariani que ocupa parte de la zona sur de Puerto Príncipe, una de las más afectadas por el terremoto que sacudió Haití el 12 de enero de 2010. Marlène y su hermano Moise, de cinco años, por fin han vuelto a la escuela, situada a unos 30 minutos a pie de su casa. Son dos de los primeros 130 alumnos y alumnas inscritos en la escuela Canal Sur Andalucía Mariani, que ha remplazado a la anterior escuela destruida, y cuya construcción –junto con la escuela Canal Sur Andalucía St. Jude, aún sin inaugurar– ha sido posible gracias a la campaña de recaudación Andalucía por Haití llevada a cabo por Canal Sur y Ayuda en Acción poco después del desastre.

Ambas escuelas servirán para acoger a niños con retraso educativo debido al terremoto, como es el caso de Marlène y de su hermano. A falta de escuelas tras la catástrofe, se unía el miedo de las familias a enviar a sus hijos a centros docentes inseguros: Tras el terremoto mi marido y yo vigilamos de cerca a los niños y los lugares a los que van. He podido seguir la construcción de esta escuela, y sé que mis hijos están seguros en ella”, nos explica Gina, madre de Marlène, que mantiene a sus cinco hijos gracias a los pequeños trabajos que realiza su marido en la construcción.

Magdala también es estudiante de  Canal Sur Andalucía Mariani. Foto: Claudine Andre/ActionAid

La escuela Canal Sur Andalucía Mariani permitirá que Marlène termine sus estudios de primaria en dos años y pueda presentarse a los exámenes nacionales. Según el director de la escuela y gracias a sus buenas notas, podría incluso hacerlo el próximo año… a Marlène no le falta motivación: “Mis profesores faltaban a menudo a clase en mi última escuela. Ahora es diferente, aprendo mejor en mi nueva escuela, y los baños son modernos y están limpios”. Si lo consigue, estará cada vez más cerca de conseguir su sueño: convertirse en enfermera. Un sueño que hace tres años compartieron, sin saberlo, miles de andaluces y empresas: todos ellos han ayudado a más de 250 niños como Marlène a recuperar su derecho a la educación.

Magdala tiene 9 años, es compañera de Marlène en Mariani, y está muy feliz de haber vuelto a la escuela: “Los profesores son buenos y puedo seguir mejor las clases. Mi aula no está tan abarrotada como en mi anterior colegio y espero poder aprender bien aquí”.

 

 

Las escuelas, en contexto

El 12 de enero de 2010, un terremoto de 7,2 grados de magnitud, seguido de varias réplicas, sacudía de forma devastadora el país más pobre de América Latina: Haití. Con epicentro a 15 kilómetros de la capital haitiana, Puerto Príncipe, los datos definitivos del desastre natural eran confirmados por el primer ministro Jean-Max Bellerive un año más tarde: 316.000 fallecidos, 350.000 heridos y más de dos millones de desplazados (casi una cuarta parte de la población haitiana). Entre los daños materiales, cabe destacar que un 80% de las escuelas y universidades fueron destruidas total o parcialmente, afectando gravemente al sector educativo. El terremoto de Haití es una de las catástrofes naturales más graves de la historia.

La ayuda humanitaria no se hizo esperar. Un mes y medio después de la tragedia y con motivo del Día de Andalucía, el 28 de febrero de 2010, Canal Sur Televisión emitió un telemaratón de ocho horas de duración denominado “El gran día de Andalucía” con el objetivo de recaudar fondos para los damnificados del terremoto haitiano. La respuesta de la sociedad andaluza fue sorprendente: los 238.577 € recaudados se emplearon en la construcción de dos escuelas infantiles en el área metropolitana de Puerto Príncipe. Las escuelas Canal Sur Andalucía St. Jude y Canal Sur Andalucía Mariani, darán respuesta a niños y niñas con retraso educativo. Hoy, tres años después, Marlène se ha convertido en una de las protagonistas de esta campaña apoyada por miles de andaluces y empresas como Cajasol, Cola-cao, Puleva, Jalsosa, Arrocerías Herba, Jamones Badia, Cervezas Alhambra, Unicaja, Novasoft, Grupo Abades, Nuevas Formas de Comunicación, RENDELSUR, Isla Mágica, Supersol, Sat-canalex, Cepes Andalucia, Fecac o Muebles Briole. Todos ellos son Andalucía por Haití.

 

Alumnos de la escuela Canal Sur Andalucía Mariani. Foto: Claudine Andre/ActionAid

Tres meses después del terremoto, ActionAid International, asociación a través de la cual Ayuda en Acción trabaja en Haití, había prestado ayuda a más de 20.000 personas dentro de su programa de respuesta a la emergencia planificado a tres años. Seis meses después, la ayuda había llegado a unas 100.000 a través de programas de dinero a cambio de trabajo, apoyo psicosocial a los afectados, reubicación de los damnificados y la construcción de escuelas. En el sector educativo, frente al riesgo que sufren miles de niños y niñas de quedar olvidados tras el primer momento de emergencia, Ayuda en Acción apuesta por la respuesta inmediata combinada con el desarrollo a largo plazo. Junto al socio local COZPAM, ha trabajado tanto en la recuperación de escuelas dañadas como en la construcción de nuevas escuelas.