“Antes, todos los días veía a mujeres con ojos verdes por las palizas de sus maridos”