Concierto en el Auditorio de Zaragoza para apoyar las necesidades básicas de la infancia