Día Internacional para la Reducción de Desastres

Cada 13 de Octubre se celebra el Día Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales, instituido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el año 1990.

Según el World Conservation Union (IUCN) hay una probabilidad 14 veces mayor que una mujer muera en una situación de desastres que un hombre. En Myanmar, en 2008, durante el Ciclón Nargis, el número de víctimas de mujeres duplicó al de los hombres.

Estas condiciones de vulnerabilidad de las mujeres en situaciones de desastres son el resultado de la negación de los derechos básicos de los individuos. Según los estudios, en los países donde no hay discriminación de los derechos económicos y sociales no hay diferencias en el número de víctimas.

En Sri Lanka, por ejemplo, a las mujeres no les enseñan a nadar o a subirse a los árboles, porque se considera cosas “de hombres”, así que son mucho más vulnerable en caso de Tsunamis.

En Kenia, las mujeres pueden llegar a dedicar hasta ocho horas al día en la búsqueda de aguapara sus familias y animales. Este esfuerzo afecta directamente a su estado nutricional, que las hace más vulnerables en situaciones de desastre.

Pero hoy 13 de octubreDía Internacional para la Reducción de Desastresno queremos recordar la imagen de las víctimas. Queremos reconocer la incalculable contribución de las mujeres y las niñas a la protección y la reconstrucción de sus comunidades antes y después de un desastre.

En Ayuda en Acción somos testigos a diario de este gran esfuerzo poco visible, y por eso queremos aprovechar este día para compartir con vosotros y vosotras la experiencia de dos mujeres luchando contra los desastres y el cambio climático. Son mujeres heroínas de resiliencia, mujeres capaces de resistir, adaptarse y recuperarse de una forma admirable.

Conoce las historias de Sadia y Zipporah entrando en los siguientes enlaces:

Dice un proverbio africano: “Si educas a un hombre, educas a una persona, pero si educas a una mujer, educas a una nación“.