El camino de los valores

La solidaridad es uno de los valores que Wedu tiene por bandera. Por eso, durante el pasado mes de junio inició una nueva aventura y  acompañó a 75 alumnos y alumnas de 4º de la ESO de los institutos Itálica de SantiponceMiguel de Mañara de San José de la Rinconada y Azahar de Sevilla, con los que Ayuda en Acción colabora desde hace seis años a través de su proyecto “Camino de Santiago: una metáfora de la vida”.

Wedu inicia así su andadura particular en busca de su objetivo, que no es otro que el de ayudar a que pequeños y jóvenes emprendan su particular camino de la solidaridad. Porque a través del apadrinamiento con Wedu, tanto individual como colectivo a través de Weducole, además de apadrinar en una de las comunidades más desfavorecidas de los países donde trabajamos, los niños y niñas de nuestro entorno comparten la experiencia de conocer a esos otros que viven tan lejos y que Ayuda en Acción les acerca a través de Wedu y su panda solidaria.

Éste fue precisamente el plan durante los 10 días que duraría el camino de los escolares sevillanos: trabajar la solidaridad con Wedu durante todo el trayecto. El compañerismo no tardó en aparecer  y ante cualquier percance que sufría el pequeño caminante anaranjado los escolares acudían a su auxilio, como las típicas heridas fruto del camino y que tanto escolares como profesores ayudaron a remendar.

El Camino de Santiago es duro, Wedu también tiene heridas que todos ayudan a curar.

Y es que en educación, como en otros muchos ámbitos de la vida, los problemas y los conflictos surgen. Tal es así, que los organizadores de la marcha reconocieron el trabajo llevado a cabo por los escolares: “La sabiduría del caminante, del educador, no consiste en negar los conflictos o ignorarlos, sino en saber superarlos, o mejor aún, en utilizar la energía que generan como oportunidad para reflexionar y crecer. Wedu facilitó que la tarea resultara única y apasionante”.

El grupo, formado por alumnos sevillanos de 4º de la ESO, al final del camino.