Etiopía, año 2015: la hambruna silenciosa