En Malmiza, más de 22 mil personas tienen hoy una vida más digna