Graduarse en la Escuela de Informática y Ciudadanía abre las puertas de un futuro mejor a 17 jóvenes en Honduras