La CME reivindica el derecho a una educación inclusiva de niños y niñas con discapacidad

La Campaña Mundial por la Educación (CME), en la que estamos presentes, reivindica el derecho a la  educación de los niños y niñas con necesidades especiales en todo el mundo bajo el lema Sumemos capacidades. Por el derecho a una educación inclusiva”.

En demasiadas ocasiones y en demasiados lugares, los menores con algún tipo de discapacidad no tienen acceso a  una educación de calidad, sin discriminación y sobre la base de la igualdad de oportunidades, tal y como queda reflejado en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Banner SAME 2014

En el mundo, 93 millones de niños y niñas tienen algún tipo de discapacidad, lo que supone menos posibilidades de finalizar sus estudios y una de las causas de las mayores causas de marginación y exclusión en la educación.  Los sistemas inclusivos de calidad, basados en un enfoque de derechos, no pueden seguir siendo un asunto marginal en las políticas educativas, sino que deben ser centrales para la consecución de una educación de calidad para todas las personas. Por eso, la Campaña Mundial por la Educación lanza las siguientes reivindicaciones políticas a nivel internacional:

  • •Crear marcos legales para eliminar barreras legislativas que impiden a las personas con discapacidad acceder a sistemas educativos como ratificar la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.
  •  Construir aulas y escuelas accesibles para todos y todas y asegurar la existencia de suficientes docentes con formación apropiada.
  • La comunidad internacional debe llevar a cabo su compromiso de invertir al menos un 0,7% del PIB en cooperación y realinear la Ayuda Oficial al Desarrollo para comprometer al menos un 8% de ella a educación básica.

La Campaña Mundial por la Educación tendrá su momento álgido durante la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME), que se celebrará en diferentes ciudades españolas desde el 7 al 13 de abril y donde más de 60.000 jóvenes realizarán cientos de acciones simbólicas para defender la educación inclusiva, coincidiendo con iniciativas del mismo tipo realizadas por niños y niñas en más de 100 países del mundo.