La emergencia humanitaria en Filipinas exige una actuación rápida de la comunidad internacional

Desde Ayuda en Acción nos sumamos al comunicado oficial de la Coordinadora de ONG sobre la catástrofe natural ocurrida estos días en Filipinas.  Nuestra organización no tiene proyectos de cooperación al desarrollo en Filipinas pero queremos mostrar nuestro apoyo al pueblo filipino y llamar a la solidaridad de los ciudadanos españoles.

filipinas

El tifón Haiyán, el peor de la historia de Filipinas, ha causado la muerte de miles de personas; casi 10 millones están afectadas -cuatro millones de ellas son niños y niñas-, hay ciudades enteras que prácticamente han desaparecido y el acceso a determinadas áreas continúa siendo prácticamente imposible.

Los enormes retos que supone tal situación exigen que los actores humanitarios coordinen al máximo sus actuaciones para garantizar la atención inmediata a las víctimas. Como en tragedias similares, la población local ha realizado la primera asistencia tras el impacto del tifón; las ONG locales e internacionales presentes en la zona apoyaron esa primera actuación que está siendo reforzada por el envío de personal y material humanitario de emergencia.

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y algunas ONG españolas ya han enviado la primera ayuda de emergencia. La gravedad de la situación puede empeorar notablemente debido a posibles brotes de enfermedades causadas por la destrucción de las infraestructuras básicas, la falta de higiene y la devastación general.

Enfrentar una crisis humanitaria de tal magnitud exige de fondos destinados a la ayuda humanitaria suficientes, flexibles y consolidados que permitan responder de manera urgente y efectiva. Por eso exigimos que la comunidad internacional refuerce el trabajo conjunto y coordinado necesario para garantizar la atención a las víctimas y que se destinen fondos suficientes para responder a las necesidades de la población.

ONGD españolas en la zona

Varias ONGD españolas presentes en la región están trabajando para garantizar el acceso a las zonas más afectadas y atender a las personas con más necesidades.