Categorías

ODS 7: energía sostenible y no contaminante

15-02-2019 Lectura 3 Minutos
Ayuda en Acción
Comunicación y contenidos

Aún hoy el 13 % de la población mundial no tiene acceso a la electricidad. Garantizar que todas las personas podamos disponer de energía es fundamental para el desarrollo y para afrontar los mayores desafíos a los que nos enfrentamos. Ahora bien, no todo vale: es importante que trabajemos para que la energía que utilizamos sea sostenible y no contaminante. De esto dependerá enormemente que podamos cumplir con el resto de Objetivos de Desarrollo Sostenible, de ahí la importancia del ODS 7.

Durante décadas hemos utilizado combustibles fósiles como el carbón, el petróleo o el gas para producir electricidad. Al quemar estos recursos para procesarlos, su alto contenido en carbono ha producido -y aún lo hace- enormes cantidades de gases de efecto invernadero, unos gases que influyen en el cambio climático y en el bienestar de todas las personas, sobre todo de aquellas más desprotegidas que, casualmente, coinciden con las que menos gases aportan al total.

Actualmente más de 3000 millones de personas en el mundo se ven obligadas a cocinar con combustibles altamente contaminantes y tecnologías poco eficientes. De ellas, más de la mitad se encuentran en África subsahariana. El ODS 7 busca proporcionarles un acceso universal a servicios energéticos asequibles, fiables y modernos. Afortunadamente, la situación ha ido mejorando en las últimas décadas, gracias a un uso cada vez mayor de paneles solares, energía hidroeléctrica y eólica. No obstante, el problema sigue lastrando el desarrollo de esa y otras zonas del mundo y dañando gravemente al planeta.

¿Qué hace falta para alcanzar el ODS 7?

Actualmente el transporte o la calefacción son, en muchos casos, altamente contaminantes. Aumentar el uso de energía renovables en estos ámbitos podría suponer una enorme diferencia en favor del ODS 7. Además, sería importante hacerlo también en el área de la alimentación: su industria es, de hecho, responsable del 30% del consumo total de energía en el mundo y de un 22% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Un cambio como al que apunta las metas que se incluyen en el ODS 7 requiere un mayor compromiso político y un aumento de las inversiones públicas y privadas en esa línea. De hecho, se calcula que para alcanzarlo el mundo debería haber triplicado en 2030 su inversión en infraestructuras de energía sostenible. Pero también, a menor escala, hay mucho que como ciudadanía todas las personas podemos hacer en favor del ODS 7: consumir más productos locales y de temporada, reduciendo así las emisiones de CO2 derivadas del transporte; utilizar medios de transporte públicos, sostenibles y poco contaminantes; adaptar nuestras viviendas para hacer uso de energías sostenibles (paneles solares, por ejemplo).

Por otro lado, es fundamental dejar que los más pequeños descubran el mundo natural, aprendan a valorarlo y respetarlo, sin olvidarnos de reclamar una mayor presencia de la educación ambiental en la formación infantil. Solo así nos aseguraremos de que los adultos del mañana tengan clara la importancia de apostar por energías sostenibles. 

¿Qué hacemos desde Ayuda en Acción en favor del ODS 7?

Los paneles solares, que antes mencionábamos, son protagonistas de uno de nuestros proyectos en favor del ODS 7, el de las ‘mujeres solares. Así es como se hacen llamar las integrantes de la cooperativa de Totogalpa, en Nicaragua. Nosotros les dimos la formación y los recursos necesarios para apostar por esta forma de energía, y hoy estas mujeres son propietarias de un restaurante, donde cada día preparan la comida de los clientes en cocinas solares y mediante el uso de otras formas de energía sostenible, por ejemplo, hornos que alimentan con carbón orgánico de producción propia, creado con caña de maíz, que también fabrican para su comercialización. Las ‘mujeres solaes’ disponen además de paneles solares en casa, lo que permite que sus hijos e hijas puedan estudiar tras la puesta de sol sin que eso suponga un gasto adicional en leña o velas.

Por otro lado, desde Ayuda en Acción tratamos de concienciar a la sociedad sobre cómo la deforestación, el uso de energías contaminantes y el cambio climático están detrás de muchos desastres naturales, dramas como ‘el Niño Costero’ que en 2017 asoló Perú y que agravan aún más la situación de pobreza de los países más desfavorecidos. Además, proporcionamos formación sobre agricultura sostenible o un uso eficiente del agua en los países más desfavorecidos y creamos contenidos que buscan serviros de ayuda e inspiración para inculcar el cuidado del medio ambiente a los más pequeños.

¿Quieres ayudarnos a conseguir el ODS 7? Comparte esta información a través de tus redes sociales o coméntala con tus amigos. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible son cosa de todos y todas, y aunque no lo creas, tú también eres ‘influencer’. Tu mensaje puede servir para concienciar a otros sobre la importancia del ODS 7 y el resto de metas establecidas para el 2030.

 

Post relacionados

Derechos Humanos

ODS 8: trabajo decente y crecimiento económico

Un trabajo digno. Eso es lo que millones de personas en el mundo necesitan para escapar de la pobreza. Porque todavía hoy, en muchos lugares del mundo, tener un empleo ...

Derechos Humanos

ODS 10: reducción de las desigualdades

Las desigualdades entre países se han ido reduciendo en los últimos años, pero aún queda mucho por hacer para alcanzar el ODS 10. De hecho, y sobre todo a partir ...

Derechos Humanos

ODS 12: producción y consumo responsables

A este ritmo, es posible que en 2050 necesitemos los recursos naturales de tres planetas como el nuestro para mantener nuestro estilo de vida actual. Increíble, ¿verdad? De ahí la ...