Categorías

Tradiciones africanas de fin de año

21-11-2018 Lectura 4 Minutos
Ayuda en Acción
Equipo de comunicación y contenidos

España es el único país en el que se comen 12 uvas mientras suenan las últimas campanadas del año. Así que, ¿te has preguntado alguna vez cómo celebran el año nuevo en otros países y culturas? ¿O cómo es vivir una Nochevieja en un clima cálido?  Las tradiciones africanas, por ejemplo, están llenas de colorido, baile y música en la calle. 

Fin de Año en Sudáfrica

Ciudad del Cabo recibe el nuevo año con unos espectaculares fuegos artificiales y multitud de turistas extranjeros dispuestos a disfrutar de la fiesta. Además de las melodías de las bandas navideñas, los ‘Malay Choirs’ llenan las calles de ritmos populares con aires de swin, y el sonido de los moppies, piezas de carácter jocoso similares a las chirigotas, que son parte fundamental de las tradiciones africanas de fin de año.

Pero la verdadera celebración en Ciudad del Cabo tiene lugar el 2 de enero. Ese día se celebra el llamado Tweede Nuwe Jaar, que significa “segundo año nuevo”. ¿Y por qué en esa fecha? Porque antiguamente ese era el día en que, pasadas las celebraciones de sus señores, a los esclavos se les permitía por fin descansar y disfrutar de la llegada del nuevo año.  

Hoy gran parte de la población desciende de aquellos esclavos, y el 2 de enero se ha convertido en una espectacular fiesta. Desde mediados del siglo XIX es el día de una de las tradiciones africanas más importantes de la zona, el ‘Minstrel Carnival’, una celebración que toma su nombre de los antiguos espectáculos teatrales y musicales de Estados Unidos, en los que blancos con la cara pintada imitaban a los negros de forma jocosa. Desde la abolición de la esclavitud, los negros americanos empezaron también a participar en estos espectáculos y se convirtieron en un referente en Sudáfrica. Actualmente es un día de liberación y hermandad, lleno de color. Y miles de personas de todas las edades acampan en la calle para ver el desfile y disfrutar de la música.

En Johannesburgo, la última noche del año es una oportunidad para hacer borrón y cuenta nueva. En el barrio de Hillsboro se toman lo de empezar de cero bastante en serio, tienen una de las tradiciones africanas más curiosas: durante la noche de fin de año, tiran literalmente la casa por la ventana, lanzando los muebles y objetos viejos que no desean conservar en su vida en el nuevo año. Sin duda, es una peculiar manera de purificarse y atraer a la prosperidad. Aunque la verdadera fiesta de fin de año se concentra en Newton, el barrio cultural. Esa zona reúne los museos y restaurantes de moda, y es allí donde se encuentra, también, la enorme estatua de bronce dedicada a Nelson Mandela.

Tradiciones africanas de año nuevo en otras fechas

El pueblo brong llevaba más de 30 años sin celebrar su Año Nuevo, pero en 2017 Costa de Marfil volvió a recuperar el Adayé Kessié. Para ellos las celebraciones de Año Nuevo tienen lugar en octubre, tras la cosecha del ñame. Es entonces cuando el rey se reúne con los jefes de cada provincia y todos ellos son recibidos con cantos, vítores y ritos tradicionales. La celebración dura varios días, y una de sus tradiciones más llamativas es la danza de las mujeres desnudas. En esta cultura ellas son las que toman las decisiones (aunque su vida fuera del hogar es limitada) y estos bailes suponen uno de los momentos centrales de su vida pública. De hecho, según las tradiciones africanas de este matriarcado, durante su danza son capaces de hechizar a quien las ve.

Etiopía, por su parte, conserva el calendario juliano, de modo que el año nuevo o Addis Amet comienza para ellos en septiembre, tras la temporada de lluvias. Disfrutan de bailes y celebraciones al aire libre, las niñas recogen margaritas amarillas para regalar a sus madres y los hombres ponen antorchas en las casas para alejar la mala suerte.

Las tradiciones africanas en la mesa

La gastronomía africana es, como el propio continente, una mezcla de culturas. Buena parte de su herencia procede de Portugal y Holanda, pero en sus comidas encontramos también referencias a países como Malasia, Inglaterra o Alemania.  De hecho, uno de los platos típicos de Sudáfrica es una salchicha picante conocida como Boerewors.

Pero en la gastronomía africana abundan también las carnes de ave, cordero o antílope, combinadas con arroz, frutos secos, verduras y especias. En Etiopía, los estofados de ternera son uno de los platos típicos de año nuevo. Y la carne suele servirse sobre injera, un pan muy fino de harina fermentada.

La combinación de arroz con legumbres es otra fórmula habitual en la gastronomía de África y el Caribe. Un sabor que los esclavos africanos llevaron consigo a las plantaciones de Estados Unidos y que todavía pervive. De hecho, el Hopin’ John, un plato originario de África occidental, es aún hoy una de las comidas tradicionales de año nuevo en el Sur de Estados Unidos. Es una receta cuyos ingredientes principales son el arroz y las alubias carillas o judías, símbolo del dinero y la prosperidad.

Como ves, las tradiciones africanas para recibir el año nuevo son muchas y muy variadas. Y en un continente tan extenso y con tal mezcla de culturas, aún tenemos mucho por descubrir. ¡Explora nuestro blog y conoce más sobre este maravilloso continente!

Nueva llamada a la acción

Post relacionados

Ayuda Humanitaria

Algunos de nuestros proyectos como ONG que trabaja en África

Ayuda en Acción nace en 1981 como una organización de cooperación internacional comprometida con la lucha de la pobreza y la desigualdad. En la actualidad tiene presencia en África, América ...

Ayuda Humanitaria

¿Cuáles son los países del África subsahariana?

África subsahariana es la región compuesta por los 49 países situados al sur del Sáhara. También conocida como África negra, está “separada” del Norte de África por el desierto del ...

Solidaridad

¿Qué regalar esta Navidad que no cueste dinero?

Comienza una época del año donde las compras y el consumismo son los grandes protagonistas, una época donde aumentan las desigualdades y el derroche nos asalta a cada paso. Pero, ...