Categorías

¿Qué es la desertificación y cuáles son sus causas?

01-06-2020 Lectura 3 Minutos
Begoña Rodríguez Pecino
Comunicación y contenidos

Aunque vivimos en un mundo dominado por la incertidumbre, en ocasiones se cuela en nuestras vidas alguna certeza. Una de ellas es que no hay planeta B. Por desgracia, nos seguimos empeñando en devorar sin medida los recursos de la Tierra. Uno de los impactos sobre los que más se habla tiene que ver con la alteración que estamos haciendo de la atmósfera, es decir, con el cambio climático, ¡pero la cosa no acaba aquí! Los seres humanos también estamos generando daños muy importantes sobre la biodiversidad, el agua y el suelo. Hoy queremos hablarte de la degradación de los suelos: ¿sabes qué es la desertificación y cuáles son sus causas?

¿Qué es la desertificación?

La desertificación es el proceso por el que las tierras fértiles de zonas secas se convierten en tierras improductivas. Detrás de esta degradación de los suelos se encuentran, principalmente, la actividad humana y los cambios climáticos.

Quizás no hayas oído hablar mucho de este fenómeno, pero, ¿sabías que es uno de los retos medioambientales más importantes de la actualidad? Algunas consecuencias de la desertificación son:

  • Pérdida de especies animales y vegetales.

  • Inseguridad alimentaria.

  • Pobreza.

  • Migraciones forzosas.

  • Fenómenos climáticos como inundaciones, huracanes y contaminación del agua.

Cada 17 de junio se celebra el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía. Uno de los objetivos de esta efeméride es recordar la importancia de actuar ante un problema mundial que afecta a millones de personas en todo el mundo, especialmente a mujeres, niños y niñas. Aunque no se trate de un fenómeno tan repentino como los ciclones o los terremotos, el desgaste de la tierra está avanzando sin que tomemos medidas suficientes. Algunas cifras para la reflexión:

  • Cada año desaparecen más de 24 billones de toneladas de suelo fértil.

  • Actualmente, dos tercios de la tierra están en proceso de desertificación.

  • Si no actuamos, en 2050 se perderán un millón y medio de kilómetros de tierras agrícolas. Esto equivaldría a destruir las superficies de Ecuador y Perú juntas.

  • En 2045 alrededor de 135 millones de personas se verán obligadas a desplazarse como consecuencia de la desertificación.

  • Unos 2.000 millones de personas dependen de los ecosistemas de las zonas secas para subsistir. El 90% de ellas vive en países en desarrollo.

Dos tercios de nuestros suelos están en proceso de desertificación. El ser humano es el principal culpable de este preocupante fenómeno. Clic para tuitear

¿Cuáles son sus causas?

El ser humano es el principal responsable del desgaste de la tierra. Por eso, las tres principales causas de la desertificación son:

  1. Deforestación: la tala indiscriminada de árboles y arbustos para obtener combustible, tierra cultivable o recursos madereros, provoca la desaparición de la cubierta vegetal que mantiene la capa fértil del suelo.

  2. Sobrepastoreo: el pastoreo intensivo impide que las plantas tengan tiempo suficiente para regenerarse, lo que también destruye la capa superior del suelo.

  3. Agricultura intensiva: la agricultura centrada en forzar la tierra para producir el máximo beneficio agota rápidamente los nutrientes del suelo.

Cuando el viento y el agua actúan, arrastran fácilmente esta superficie de suelo fértil tan debilitada. ¿El resultado? Tierras degradadas y altamente vulnerables a fenómenos climáticos como la sequía.

Desertificacion en Etiopia

¿Es lo mismo desertificación que desertización?

Aunque ambas palabras hagan referencia a la desaparición del agua en una zona, no significan lo mismo. La desertización es un proceso natural por el que una zona húmeda pasa a convertirse en desértica, como le sucedió hace miles de años al Sáhara, ¿sabías que antes era una sabana? En la desertificación, sin embargo, hay una diferencia clave: la responsabilidad del ser humano.

El trabajo de Ayuda en Acción contra la desertificación

Como decíamos al principio de este post, proteger nuestros ecosistemas no es ninguna opción si queremos garantizar un mundo sostenible para las generaciones futuras. En Ayuda en Acción trabajamos desde 1981 junto a las comunidades más vulnerables del planeta para:

  • Fomentar una agricultura sostenible adaptada al clima.

  • Combatir la desertificación y asegurar el acceso al agua.

  • Reducir la vulnerabilidad de los ecosistemas.

De este modo, contribuimos al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, donde la lucha contra la degradación de la tierra se incluye específicamente en el ODS 15, sobre vida de ecosistemas terrestres.

Conforme las señales de alerta crecen, el tiempo de actuar por el planeta se acaba. Acabar con la pobreza y la desigualdad solo será posible si defendemos un desarrollo sostenible que ponga siempre el foco en las personas y su dignidad. ¿Contamos con tu apoyo?