Categorías

¿Por qué es importante la educación en el siglo XXI?

10-12-2019 Lectura 4 Minutos
Cristina Álvarez
Coordinadora Campaña Mundial por la Educación - España

Dar respuesta a la pregunta de por qué es importante la educación en el siglo XXI es fácil y difícil al mismo tiempo. Fácil porque, como diría Sabina, nos sobran los motivos. Y difícil porque, si bien las razones por las que la educación debe ocupar un papel central en nuestras sociedades no han cambiado demasiado en el transcurso de la historia, las particularidades propias de nuestra época complejizan la respuesta.

Empecemos por lo más sencillo…

¿Por qué es importante la educación en el siglo XXI?

• La educación es un derecho fundamental de todas las personas, y como tal está recogido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos (Artículo 26).

• La educación es el mecanismo de movilidad social más eficaz que existe: impide que se perpetúe el círculo vicioso de la pobreza, promueve la igualdad de oportunidades y reduce la desigualdad social. Eso sí, para que la educación sea capaz de facilitar la consecución de estos logros en el largo plazo, es necesario que sea  “equitativa, inclusiva y de calidad”, tal y como señala el ODS 4.

• La educación es la herramienta de transformación más poderosa que existe, ya que permite promover los derechos humanos y el desarrollo sostenible, y así construir un futuro más justo y equitativo para todas las personas.

La escolarización, uno de los mayores problemas de educación

Contrariamente a lo que podríamos pensar, estos argumentos mantienen su vigencia también en el siglo XXI. Vivimos en un mundo donde sigue habiendo más de 258 millones de niños y niñas sin escolarizar (una cifra equivalente a más de la mitad de la población de la Unión Europea). Por ello gran parte de la infancia se ve privada no solo de un derecho humano fundamental, sino de las oportunidades necesarias para salir de la pobreza y poder contribuir a la construcción de sociedades más justas y equitativas.

Por otro lado, menores de países como España también se ven afectados por las carencias de un sistema incapaz de garantizar de forma plena la equidad y la inclusión, así como la permanencia en el sistema educativo. De hecho, España es el país con el mayor índice de abandono escolar de Europa. Estas cifras y argumentos deberían bastar para justificar la importancia de la educación. No obstante, las razones que acabamos de enumerar podrían aplicarse a casi cualquier otra época de la historia.

263 millones de niños y jóvenes en el mundo no pueden ir al colegio.

Razones de la importancia de la educación en este siglo

En primer lugar, vivimos en lo que se ha dado en llamar “sociedades líquidas”, caracterizadas por los cambios vertiginosos, la incertidumbre y las innovaciones tecnológicas. En un reciente congreso sobre educación, la inmensa mayoría de los y las ponentes ponían de relieve la dificultad de preparar hoy a los niños, niñas y jóvenes para el mercado laboral del futuro, ya que la rapidez de las innovaciones nos impide saber cómo será ese mercado laboral Sin embargo, todas estas personas coincidían en otra cosa: la educación tiene el papel fundamental de dotar a las personas de las capacidades y destrezas necesarias para desarrollar un pensamiento crítico que le permita hacer frente a todos esos retos que ahora mismo no podemos siquiera adivinar.

Por otro lado, este pensamiento crítico también es esencial a la hora de formar a personas conscientes de sus derechos y deberes ciudadanos, lo cual resulta especialmente importante en la época de la sobre-información (especialmente política), el populismo y los bulos (también conocidos como fake news).

La educación puede (y debe) desarrollar nuestra capacidad de análisis, invitarnos a cuestionar la veracidad de todo aquello que nos venden como cierto y, sobre todo, enseñarnos a reflexionar. En este sentido, nos jugamos mucho.

Por último, no me resisto a destacar el rol de la educación en la lucha contra el cambio climático, tanto en términos de adaptación (adaptación a los efectos del cambio climático) como de mitigación (maneras de abordar las causas). Así lo señalaba en uno de sus últimos informes el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC): “la educación, la información y los enfoques comunitarios, incluyendo los conocimientos locales, pueden acelerar el alcance y la magnitud de los cambios necesarios para limitar el calentamiento global”.

Ayuda en Acción y el derecho a la educación

Ayuda en Acción defiende día a día su compromiso con una educación equitativa, inclusiva y de calidad para todas las personas. Por un lado, en su papel como líder de la Coalición Española de la Campaña Mundial por la Educación (CME) y, por otro, a través de proyectos educativos como Aquí También, con el que contribuye a garantizar la igualdad de oportunidades y promover la inclusión y la innovación en el ámbito educativo.

Dicho esto, si alguien me pidiera resumir mi respuesta a la pregunta de por qué es importante la educación en el siglo XXI en una sola frase, sería esta: porque es la única manera de garantizar un futuro mejor para todas personas, y también para nuestro planeta.

Tener acceso a una educación de calidad permite romper el círculo de la pobreza.

Post relacionados

Educación

Educación en valores para los niños

La mejor herencia que puedes dejar a tus hijos es la educación en valores. Valores que definen la ética del obrar correcto. Los valores conforman la propia personalidad de tal ...

Educación

¿Qué siente un niño cuando puede ir a la escuela?

En contextos de pobreza, cuando todo es cuesta arriba, cuando la garantía de los derechos humanos más básicos no existe, lo que siente un niño cuando puede ir a la ...

Educación

La alfabetización: el primer paso para lograr un futuro mejor

La alfabetización permite acceder a empleos de mayor calidad y mejora la salud y la alimentación de las familias. Contribuye a la integración, a reducir la pobreza y aumenta las ...