Lenguas indígenas en Honduras

Lenguas indígenas Honduras
11-7-2019

Autor : Begoña Rodríguez Pecino - Equipo de comunicación y contenidos de Ayuda en Acción

América Latina es la región del mundo con mayor diversidad lingüística. Desde la Patagonia a Mesoamérica, se calcula que se hablan alrededor de 500 idiomas nativos. Sin embargo, como alertamos durante el Año Internacional de las Lenguas Indígenas, muchos se encuentran en peligro de extinción. Hoy te hablamos sobre las lenguas indígenas en Honduras y nuestro trabajo para preservarlas.

Lenguas indígenas en Honduras

Según el Atlas UNESCO de las lenguas del mundo en peligro, en Honduras existen hoy 8 lenguas vivas:

  • Criollo de las Islas de la Bahía
  • Chortí
  • Garífuna
  • Lenca
  • Misquito
  • Pechí
  • Tawhaka
  • Tol

De ellas, el criollo, el tol y el chortí son las más amenazadas y la UNESCO las incluye en la categoría de lenguas “en situación crítica”.

Pero no solo las lenguas viven en la cuerda floja, sino también muchas de las personas que las hablan. En Honduras, los pueblos indígenas y afrodescendientes presentan mayores niveles de pobreza y desigualdad que el resto de la población. Por ejemplo, se calcula que el 72% de los hogares indígenas no tienen acceso a la canasta alimentaria básica, mientras que esta cifra en el resto de hogares hondureños desciende al 41,6%. En cuanto a lo laboral, la tasa de desempleo para la población indígena mayor de 18 años es del 44,7%. La mayor parte de las personas sin trabajo son mujeres, quienes a menudo sufren discriminación, violencia de género y falta de oportunidades de desarrollo personal y económico. Cuando hablamos de pobreza extrema, los pueblos tolupán y pech son los más castigados.

La pobreza tiene rostro de mujer. ¡Cámbialo!

Nuestro trabajo con lenguas indígenas en Honduras

Los pueblos indígenas suelen estar aislados de la vida política, económica y social de sus países. ¿Las razones? Aunque son variadas, destacan la ubicación geográfica de sus comunidades, que a menudo habitan zonas remotas y de difícil acceso; así como sus diferentes culturas, lenguas, tradiciones e historias.

  • Radio Tepemechín: 

    La radio es un aliado fundamental para frenar esta desconexión y desde 2015 impulsamos Radio Tepemechín, una emisora que busca ser la voz del pueblo tolupán. Junto con la Fundación en Acción Comunitaria de Honduras (FUNACH) y el Instituto Hondureño de Educación por Radio (IHER), a través de sus ondas promovemos el derecho del pueblo indígena tolupán, rescatamos su cultura e identidad y contribuimos a proteger los recursos naturales y del territorio.

  • Educación en lenguas indígenas: 

    La educación es otra de las herramientas más efectivas para proteger e impulsar la diversidad indígena. Por ello, en nuestras áreas de desarrollo garífunas y miskitas fomentamos la educación en la lengua materna. Aunque la currícula de Honduras establece la educación bilingüe en las aulas, esta no siempre se cumple debido a que parte del profesorado no está formado en estas lenguas ni hay materiales adecuados. Desde Ayuda en Acción proporcionamos formación a los maestros y maestras para que puedan impartir una enseñanza de calidad y fomentamos la adquisición de materiales traducidos a las lenguas indígenas para asegurar que los niños y niñas puedan comprender y asimilar mejor los conocimientos.

  • Impulso de las economías locales: 

    Para romper el círculo de la pobreza y la desigualdad, desde Ayuda en Acción impulsamos por todo el mundo proyectos destinados a desarrollar las economías locales. En Honduras, de la mano de nuestros socios locales y gracias al apoyo de entidades como la Comisión Europea o la Agencia Suiza de Cooperación, ayudamos a comunidades tawahka, pech, miskitu, tolupán y garífuna a mejorar su situación económica, con especial énfasis en las mujeres y los jóvenes.Lo hacemos a través de diferentes líneas como el impulso de emprendimientos, la formación en técnicas de pesca y cultivo sostenibles, el apoyo en la comercialización de los productos o el trabajo con las autoridades para asegurar la defensa de los derechos indígenas.