Ser niño y ensuciarse, es bueno

Derecho al juego
12-6-2017

“¿Hay niños que juegan al aire libre menos de una hora al día?”, me pregunta mi hijo de 7 años en la ducha, mientras le ayudo a restregarse la esponja por las rodillas quitando toda la porquería que trae del parque, con cuidado de no tocar las costras. Después de ver juntos el video “Liberad a los niños” a él también le cuesta creerlo, pero el 49% de los niños españoles pasa menos de una hora al día jugando fuera de casa -porcentaje que equivale a más de 2 millones de niños en España[1]-.

Un estudio de la marca Skip de Unilever, con la que estamos colaborando en Ayuda en Acción, revela cifras preocupantes sobre la realidad que afrontan los niños y niñas tras analizar los hábitos de juego de la infancia en nuestro país. Llegan a la alarmante conclusión de que “jugar al aire libre está bajo amenaza.

Mi hijo tiene muy claro que jugar es su derecho. Y así lo reivindica cada vez que tiene oportunidad. En casa tenemos la “suerte” (o más bien la capacidad y la voluntad) de poder dar respuesta a ese derecho a diario. Por lo menos de momento, hasta que mi mujer vuelva a trabajar otra vez por las tardes.

Según el estudio de Skip, los padres alegan que el déficit de juego de sus hijos viene dado principalmente por la falta de tiempo que tienen para llevar a sus pequeños a jugar al aire libre. Detrás de esta falta de tiempo se esconden derechos de igualdad y derechos laborales que tampoco están siendo plenamente respetados. En los dos años que pude disfrutar de la conciliación familiar, yo era el único hombre acompañando a mi hijo al parque por las tardes entre semana. Estar allí era una cuestión de derechos. Entre ellos, el derecho al juego de mi hijo.

No es de extrañar, por tanto, que el 77% de los padres españoles asegure que les gustaría que sus hijos jugasen y pasaran más tiempo fuera de casa, mientras que el 51% opina que, sencillamente, sus hijos no tienen las mismas oportunidades que ellos tuvieron para jugar al aire libre cuando eran niños. Desde Ayuda en Acción entendemos que el centro educativo puede convertirse en el marco ideal para buscar soluciones. Trabajar a través de los colegios e institutos es algo que venimos desarrollando en España a través de nuestro programa educativo de educación en valores Ahora Toca… y a través de nuestro programa Aquí también, mediante el que apoyamos a niños, niñas y familias en riesgo de exclusión en nuestro país. A través de nuestro trabajo en los centros educativos españoles, podemos confirmar la realidad que nos dicen las cifras oficiales: que uno de cada tres niños vive por debajo del umbral de la pobreza y uno de cada 10 es pobre severo. Con el profundo impacto que esto implica para el derecho a una educación de calidad.

 

Además, el 11,3% de la infancia no asiste a actividades extraescolares (deporte, tocar un instrumento, participar en organizaciones juveniles), el doble que hace seis años. Un dato que se eleva hasta el 27,9% en el caso de la población con ingresos más bajos. En este contexto, desde Ayuda en Acción impulsamos que los niños salgan al aire libre no solo reivindicándolo en el marco del derecho al juego, sino también como un complemento esencial para una formación adecuada.

En su compromiso por buscar las mejores formas de ayudar a los niños a jugar, explorar y ensuciarse todos los días para que puedan aprender y desarrollar todo su potencial, Skip se ha unido a Ayuda en Acción para poner en marcha en España el ‘Día de las clases al aire libre’. Este día se celebrará el próximo 6 de octubre en el marco de las escuelas, con el objetivo de rendir homenaje al juego y al aprendizaje fuera de las aulas y, al mismo tiempo, incentivar a escuelas y educadores a otorgar un papel fundamental al juego vivencial y experiencial en la formación de los niños.

¿Eres un/a profesor/a? ¿Padre o madre? ¿Una escuela? Infórmate aquí de cómo puedes celebrar el Día de las clases al aire libre.

[1] En base a la última cifra total de 4.822.056 niños entre 5 y 14 años en España, según datos del INE