5 años, Aquí también, luchando contra las desigualdades

infancia en España
10-9-2018

Autor : Inma Martín Alegre - Programa Aquí también de Ayuda en Acción

La misión de Ayuda en Acción es luchar contra la pobreza, la desigualdad y la exclusión en aquellos territorios y poblaciones con mayor vulnerabilidad y menor acceso a las oportunidades para poder ejercer sus derechos con igualdad y equidad.

En 2013, tras varios años de crisis económica en España, detectamos situaciones de vulneración de derechos básicos en nuestro propio país. La decisión era natural y necesaria. Los límites difusos entre el Norte y el Sur dejaban de tener sentido.

¿Cómo trabajamos para la infancia en España?

Como otras veces había ocurrido, en otros “terrenos”, nos pusimos a trabajar aprovechando la red con la que contábamos: con el apoyo de la base social y las alianzas empresariales a través de su Responsabilidad Empresarial. Si en Asia, en Latinoamérica y África nuestras contrapartes eran organizaciones locales, en España contaríamos con los colegios públicos como aliados. Centros educativos con equipos directivos y docentes muy implicados, con una vocación de servicio admirable.

Afrontamos la situación como una emergencia y por ello comenzamos cubriendo las primeras necesidades: becas de alimentación y material escolar. Sin embargo, como organización comprometida con el cambio social perseguimos cambios estructurales y sostenibles. Para ello, era necesario el apoyo prolongado y construido a través del esfuerzo colectivo y la capacidad de relación de las personas. Esto es, el modelo de trabajo que Ayuda en Acción desarrolla en todo el mundo:

– Revindicando a los niños, niñas, adolescentes y sus familias como titulares de derechos: a una educación de calidad, a unos ingresos suficientes que cubran sus necesidades básicas, a un entorno que fomente su participación, su ocio y esparcimiento.

– Fomentando la participación de todas y todos los implicados: implicando a las administraciones públicas, la ciudadanía, el tejido empresarial y el social y sobre todo a la infancia, adolescencia y familia.

– De la mano de quienes más saben: estableciendo alianzas con entidades del tercer sector que nos ayudan a desarrollar los proyectos en los ámbitos en las que son expertas, e identificando profesionales del sector de la educación, el tiempo libro, la educación tecnológica , el apoyo psicoterapéutico, entre otros.

– Con enfoque integral: trabajando con diferentes grupos. Porque la pobreza infantil no es sino la consecuencia más dramática de la desigualdad y esto sólo puede trabajarse desde diferentes ámbitos y grupos de personas. Las niñas, los niños, los colegios, pero también y sobre todo, con madres y padres (para conseguir mejorar sus condiciones de vida a través de la generación de ingresos suficientes); con vecinas y vecinos, ( para generar espacios de apoyo mutuo, de cohesión social y respeto a las diferencias); con voluntariado ( para enseñar a la ciudadanía que todas y todos podemos aportar al cambio social); con administraciones públicas ( para aprovechar sinergias con el sistema pública y también para reclamar y hacer incidencia política) y con otras organizaciones ( para trabajar en red y unir esfuerzos).

– Dando respuesta a necesidades cada vez más complejas y específicas: el éxodo rural o el desempleo juvenil.

Desde el inicio del programa, y apoyados en nuestra red de delegaciones en 9 comunidades autónomas, podemos cubrir la mayoría del territorio español, trabajando actualmente en 11 comunidades autónomas y con 86 centros educativos: colegios de primaria, institutos y entidades sociales. En estos cinco años hemos atendido a más de 32 000 personas en nuestra intervención.

La educación es un arma cargada de futuro

El trabajo compartido con los centros educativos durante estos 5 años nos ha reafirmado en la importancia de garantizar una educación de calidad, inclusiva y equitativa para romper con el círculo vicioso de la pobreza.

Por ello, continuaremos centrando esfuerzos en proyectos de innovación educativa. Luchando contra la brecha digital y de género con Gen10s. Desarrollando la dimensión artística con El Ensayadero y Somos Música. Proyectos para que la infancia más vulnerable tenga las mismas oportunidades de aprendizaje y desarrollo.

Lucharemos contra el abandono escolar prematuro (alumnado de no sigue sus estudios tras la educación obligatoria). En España superamos la media europea con más del 18% de la juventud abandonando. Pero este índice se dispara con alumnado de familias pobres. Sabemos que este es uno de los factores determinantes para vivir la pobreza en la vida adulta. Por eso trabajaremos con la adolescencia, de nuevo impulsando espacios alternativos de aprendizaje como los @labs4opps, o facilitando el retorno al sistema educativo para aquellas chicas y chicos que necesitan un apoyo cercano para decidir su futuro.

Consolidaremos la apuesta de trabajo con familias y especialmente con madres, trabajando aspectos como la marentalidad positiva, la implicación en el centro educativo, la empleabilidad y el emprendimiento. Lo haremos con proyectos como La mejor receta o Mujeres en Acción.

Reclamaremos, desde nuestra participación como organización miembro en la Plataforma de Infancia, mayor inversión en infancia y un pacto de estado para combatir la pobreza infantil.

Y seguiremos trabajando, con una meta clara, la visión de la organización:

Un mundo sin pobreza, exclusión y desigualdad. Un mundo donde las personas se ayuden unas a otras y puedan desarrollar sus capacidades, disfruten plenamente de los derechos humanos que les corresponden y participen a través de cauces democráticos en las decisiones que afectan a sus vidas para ser así los protagonistas de su propio desarrollo.