Categorías

Infancia: la ayuda que proporcionamos en España

20-02-2018 Lectura 4 Minutos

¿Eres consciente de lo que implica la pobreza infantil? Igual es un poco pronto para introducir este concepto, pero lo hacemos con la intención de que quede de manifiesto la poca conciencia que se tiene en general sobre este tipo de pobreza de la infancia, sobre todo en lo que a nuestro entorno cercano se refiere.

Esto quiere decir que, cuando se trata de hablar de países que nos quedan bastante lejos no nos cuesta imaginar la dura infancia que los niños y niñas pasan a causa de la pobreza infantil, pero cuando hablamos de España nos cuesta más, ya que no lo tenemos en mente. Pero aunque no sea algo que aparezca en documentales o en anuncios de ONG, no hay solidaridad más importante que la que podemos ofrecer a los que tenemos cerca, no lo olvides.

Por ello, queremos visibilizar los problemas de la infancia que existen en España y todas las formas en las que se puede colaborar para combatirla.

Es importante remarcar que, habitualmente, la pobreza infantil se suele “encontrar” o “detectar” en los colegios, y son precisamente los profesores, ayudados y aconsejados siempre por los trabajadores sociales, los que se encargan de alertar de este tipo de problemas en sus aulas.

Es por ello que desde Ayuda en Acción hemos querido ponernos manos a la obra para intentar acabar con este problema de base social que afecta a muchas más personas de las que nos podemos llegar a imaginar.

Nuestro programa contra la pobreza infantil en España, Aquí también: objetivos

Igualdad de oportunidades: para asegurar la permanencia en el sistema educativo para los niños y niñas que puedan encontrarse en una situación de riesgo debido a razones socioeconómicas.

Condiciones de vida saludables: sobre todo en cuanto a la importancia de una alimentación saludable y a la necesidad de realizar ejercicio físico.

Innovación educativa: a través de proyectos con base tecnológica o, por ejemplo, en el ámbito del medio ambiente mediante la creación de huertos ecológicos y talleres.

Inserción social y familiar: mejorando las condiciones laborales de las familias, tanto para la obtención de oportunidades como para su seguimiento y formación.

infancia

Algunas maneras de ayudar a combatir la pobreza infantil en España:

La becas comedor: por las que se da a niños y niñas la posibilidad de tener acceso a una comida de calidad a diario, sobre todo cuando las familias no tienen los recursos necesarios para ello.

Las actividades extraescolares: que ayudarán a que niños y niñas sean conscientes de sus propias destrezas y quieran desarrollarlas. Además, es una manera de entretenimiento, con el objetivo de que pasen solos el menor tiempo posible.

El refuerzo escolar: de esta forma se ayuda tanto a las familias, que no deben pasar por la situación de sentirse superados, como a los propios niños y niñas, que mejorarán en el colegio, lo que también conlleva una mayor integración.

La donación de material didáctico: muy relacionado con la integración que se mencionaba en el punto anterior, ya que niños y niñas cuyas familias no tienen los recursos necesarios para proporcionarles todo el material didáctico necesario pueden sentirse excluidos. Es una forma de apoyo que aúna el ámbito social y el escolar.

El apoyo a las familias mediante programas de empleabilidad: que ofrecen a padres y madres una posible vía de escape para su situación. Una manera de ayudar a que niños y niñas tengan una infancia mejor es apoyar a las familias. Además, como hablaremos más adelante, los niños cuyos padres cuenten con un trabajo estable tendrán un referente en el que fijarse cuando miren hacia el futuro.

Factores importantes en la pobreza infantil en España:

Uno de los factores principales por los que niños y niñas que sufren pobreza infantil no pueden llegar nunca a desarrollar todo el potencial que llevan dentro es la falta de un referente durante estos años en los que dicha figura será fundamental para el futuro.

Normalmente, estos niños y niñas viven en un entorno de exclusión, vulnerabilidad e inestabilidad, en el que la atención que reciben no es la suficiente y la necesaria para una determinada edad, y que les hacen ser más propensos a ciertas conductas que pueden no ser del todo beneficiosas.

Esta falta de referentes, que conlleva muy a menudo una enorme falta de motivación de niños y niñas respecto al futuro, viene dada por el hecho de que padres y madres, que deberían ser referentes, deben luchar día a día por la supervivencia personal y de su familia. Para ello, en muchas ocasiones, recurren a empleos precarios (uno o incluso varios) que no les permiten atender las necesidades de sus hijos e hijas. 

Es muy importante remarcar que la tasa de abandono escolar en España se encuentra en un 20%, el doble de la media de la Unión Europea.

No debemos olvidar, como indicamos con anterioridad, que el desinterés y la falta de motivación y de referentes durante la infancia no repercutirá únicamente en sus estudios, sino también en su vida social y en su concepto sobre la vida en general. Esto sucede debido a la exclusión que niños y niñas sienten.

Si con todo lo dicho hasta ahora hemos conseguido que seas un poco más consciente de que no es necesario irse tan lejos de casa para encontrar pobreza infantil, nos quedamos satisfechos, pues hemos cumplido nuestro objetivo. Recuerda que tenemos muchos proyectos en los que puedes participar con nosotros para ayudar a que esta situación cada vez sea menos habitual. ¿Te animas?

Post relacionados

Educación

«¿Cómo paga una persona un comedor si pide una beca porque no lo puede pagar?»

«Lo triste de la beca es que para obtenerla tienes que comprometerte a pagar tú hasta que te llega la beca y eso es imposible, si pides una beca es ...

España

Pobreza en España: informe por comunidades autónomas

El año 2017 ha sido el de la confirmación de la situación de extrema gravedad de una gran parte de la sociedad española: la pobreza en España, la exclusión social ...

España

Candidatos a no soñar: cuando la pobreza marca las aspiraciones de la infancia

En algún momento de nuestra infancia y adolescencia, todos hemos elucubrado sobre qué seríamos de mayores. Las respuestas en mi época iban desde astronauta (con Pedro Duque -por cierto, uno ...