Mujeres emprendedoras que cocinan sus empresas

mujeres emprendedoras
26-1-2018

Autor : Nora Benito: Equipo de comunicación y contenidos de Ayuda en Acción

Fátima es de Marruecos, lleva desde que tenía dos años viviendo en España y es una de las mujeres emprendedoras que tan bien conocemos en Ayuda en Acción. Tiene cuatro hijos de entre 2 y 11 años y participa en la iniciativa “Cocinando mi empresa”, proyecto que ya ha cumplido su segunda edición, y que se lleva a cabo gracias al apoyo financiero de Sage Foundation y en colaboración con la cooperativa de iniciativa social Transformado. Forma parte de nuestro programa Aquí también, cuyo fin es dar a apoyo a la infancia y familias en España en situación de vulnerabilidad.

Este año el proyecto cuenta con cinco mujeres emprendedoras del barrio de Tetuán, en Madrid, que sirven almuerzos en la oficina con el fin de acercar comidas caseras al mundo laboral para quienes no tienen tiempo suficiente para preparar sus propios platos en el día a día. Se aúnan la facilidad de recibir cómodamente en el puesto de trabajo platos del mundo con una elaboración casera realizada con productos saludables. Falta de tiempo frente a cocina a fuego lento.

Con una tasa de paro del 16,55% en España al cierre de 2017 -según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) conocidos en los últimos días-, y 3,76 millones de personas desempleadas, “Cocinando mi empresa” busca ayudar a personas en situación vulnerable en nuestro país y potenciar el emprendimiento y la inserción laboral. Participan en la iniciativa mujeres emprendedoras con mucho tesón, que no cejan en el intento de innovar y buscar salidas laborales ante un panorama más bien incierto.

¿sabes qué tipo de donación va contigo?

“Cocinando mi empresa”, un proyecto de Ayuda en Acción para mujeres emprendedoras

De fondo, las voces animadas de niños y niñas jugando. Al teléfono, Fátima, con quien hablamos sobre la iniciativa y nos transmite su ilusión por participar en este proyecto. Comparte recetas, platos y experiencias con otras mujeres emprendedoras como ella, luchadoras y optimistas, pero también comparten formación y desahogos en una experiencia que potencia el esfuerzo y el emprendimiento y olvida los momentos de flaqueza.

P. ¿Cómo llegaste a conocer el proyecto?

R. Conocí el proyecto a través de una persona de servicios sociales. Estaba intentando trabajar en temas relacionados con el catering y la hostelería y me pareció una casualidad grandísima tener la oportunidad de participar en una iniciativa como esta.

P. ¿Cuál era tu situación antes de comenzar el proyecto para mujeres emprendedoras?

R. Cobro un subsidio porque me encuentro separada. Si con este proyecto puedo ir creciendo, todo viene bien y ayuda.

P. ¿Qué es lo que más te gusta de él?

R. Nos cuentan cómo crear una empresa o una asociación, los requisitos necesarios, cómo gestionarla, cómo realizar el reparto y la manipulación de alimentos, el trato al cliente, la captación de nuevos clientes. Se trata de un curso integral. Y sobre todo, lo que más me motiva es poder hacerlo desde casa, ya que mis circunstancias personales hacen que sea muy difícil para mí encontrar un trabajo que pueda compaginar.

mujeres emprendedoras

P. ¿En qué ha cambiado tu situación?

R. Me siento más motivada, soy una mujer emprendedora; esto podría ser un modo de vida en el futuro para mí y para mis hijos. Me siento animada a seguir y a buscar clientes en un futuro. A veces pienso que puedo fracasar, pero tengo personas a mi lado que me hacen ver que esto puede salir bien.

P. ¿Qué es lo que más valoras?

R. Nos han dado las herramientas para lanzar la actividad por nosotras mismas, es como tener una puerta abierta que nos permita hacer las cosas por nuestra cuenta y en el futuro contar con un pequeño negocio propio, por ejemplo. Es una alternativa para hacer un trabajo que si sale bien puede ser mi sustento en el mañana.

P. ¿Qué es lo que estás aprendiendo?

R. Estamos aprendiendo muchas cosas: a hacer nuevas recetas y a mejorar las que ya conocíamos, con indicaciones y recomendaciones sobre qué gusta más o menos a los comensales, saber cómo tenemos que realizar el transporte y el tratamiento de los alimentos, cómo podemos captar nuevos clientes y cómo tenemos que gestionar la atención al cliente. Es un curso muy completo.

P. ¿Cómo te planteas el futuro después de participar en este proyecto para mujeres emprendedoras?

R. Me encuentro muy motivada, en el futuro me gustaría buscar clientes en oficinas que quieran probar nuestros platos caseros y tener un medio de vida que me permita mantener a mi familia.

Apadrina un