5 estrategias contra la trata infantil en Nepal

trata de niñas
29-7-2016

Desde hace más de un año en Ayuda en Acción luchamos contra la trata infantil en Nepal. Gracias a nuestra campaña Sácalos del mercado hemos logrado que muchas personas conozcan a través de nuestros vídeos los testimonios de algunas jóvenes y mujeres que de niñas fueron víctimas de la trata, pero que gracias al trabajo de las organizaciones que apoyamos en Nepal – Maiti Nepal – han logrado salir de las redes de la trata.

La trata es un enorme negocio que mueve más de 30.000 millones de euros anuales, y va camino de desbancar al tráfico de armas y al de drogas como el negocio ilícito más rentable. Lo que sucede en Nepal es un ejemplo de lo que sucede en muchos lugares del planeta; unos, los más pobres, son países de origen de las personas que finalmente son víctimas; otros, como España, somos países de destino donde estas niñas y jóvenes (mujeres en su mayoría) acaban en burdeles, trabajando en talleres, fábricas y casas particulares en condiciones de semi-esclavitud o son utilizadas para el tráfico de órganos. Un tercio de las víctimas de la trata son niños y niñas – 7 millones – y dos de cada tres, niñas. Si es rentable, todo vale.

En el trabajo que hemos hecho para documentar esta campaña hemos escuchado historias contadas en directo por supervivientes como Phulsani, Radhika, Purnima o Puspa.

 

Sus testimonios nos hablan de cómo funciona la trata que se beneficia de un contexto de pobreza y exclusión de niñas y mujeres; engaños por personas de confianza de las víctimas como amigas o los propios maridos, los malos tratos por parte de los dueños de los prostíbulos y empleadores en fábricas u hogares, la reventa de niñas y jóvenes de un burdel a otro para crear la imagen ante la clientela de que son muchachas “nuevas”, la extracción de órganos mediante engaño, las enfermedades físicas y psíquicas que afrontan aquellas que tienen la suerte de ser rescatadas… pero también hemos conocido la extraordinaria fuerza de estas jóvenes y de todas las personas que trabajan en Nepal para evitar que más niñas caigan en las redes de los traficantes, tratar de rescatar al mayor número de ellas y reinsertar a la mayoría. Porque se pueden conseguir resultados y luchar activamente por esta causa. Te contamos cinco de estas estrategias de trabajo.

1. Educación, educación, educación…

La experiencia nos dice que una persona con educación es mucho menos susceptible de caer en las redes de la trata. Finalizar los estudios secundarios o tener una profesión son factores determinantes a la hora convertirse o no en víctimas de trata. La pobreza y la exclusión es el caldo de cultivo perfecto para que los traficantes de personas hagan su trabajo. Las falsas promesas de empleos son cantos de sirena para miles de jóvenes que no tienen medios de vida, ni oportunidades. Por todo esto, la educación de niñas y jóvenes es una de nuestras líneas más fuertes de trabajo. La educación de niñas y jóvenes vulnerables; huérfanas, repudiadas por su familias, abandonadas o jóvenes del entorno rural (de donde vienen la mayoría de las víctimas) que no pueden acceder a la educación es una de nuestras prioridades. En el vídeo la educación, arma contra la trata” te lo cuentan las protagonistas.

2. Sensibilizar e informar.

Como comentaba anteriormente, las víctimas de trata son niñas o jóvenes del ámbito rural con nula o escasa formación, que viven en entornos muy pobres en donde es fundamental llegar con campañas de información y sensibilización. Contar qué es la trata, cómo trabajan los traficantes, cómo evitar caer en sus redes… todo esto lo explicamos por medio de pequeñas obras de teatro, con carteles y folletos usando dibujos (llegar también a las personas analfabetas) y, lo más importante, estas campañas están lideradas por jóvenes que han sido rescatadas de las redes de la trata. También trabajamos en la frontera con India, en colaboración con las fuerzas de seguridad, con grupos de estas mujeres para detectar a posibles víctimas que atraviesan los puestos fronterizos engañadas por los traficantes e informarlas sobre los peligros de la trata.

3. Rescate de víctimas.

La mayoría de las víctimas de trata nepalíes acaban en burdeles de la India o explotadas laboralmente en países del Golfo o el Sudeste Asiático, por medio de las denuncias de familiares o amigos se hace una labor de investigación y rescate que ayuda a que centenares de niñas y mujeres salgan de las redes de los traficantes.

4. Recuperar su presente y tener un futuro.

Es básico trabajar con estas niñas y mujeres que han sido rescatadas de las redes de los traficantes para reinsertarlas en la sociedad, recuperándolas física y psíquicamente y ofreciéndoles formación para que puedan seguir con sus vidas dignamente. Muchas de ellas no pueden volver a sus hogares debido al estigma que sufren al haber sido víctimas de trata y es necesario trabajar con ellas para que puedan reiniciar su vida de manera autónoma.

5. Denunciar a los traficantes.

Una de las labores que también hacemos es el apoyo jurídico de las causas de particulares. Contamos con un equipo jurídico que trabaja para denunciar a los traficantes y conseguir que se les castigue.

Tú también puedes tener un papel en la lucha contra la trata de niñas. Anuradha Koirala, la fundadora de Maiti Nepal, organización con la que trabajamos en Nepal, lo explica en pocas palabras y desde el corazón.

Esta puede ser tu causa. ¿Nos ayudas?