Cosas que las mujeres tenemos prohibidas

desigualdad mujer en el mundo
11-7-2017

En pleno siglo XXI existen leyes discriminatorias contra las mujeres que les niegan derechos como la libertad de movimientos, el derecho de acceso a propiedades o incluso a la educación . ¿Sabes qué tenemos prohibido hacer las mujeres en algunas partes del mundo? Lee a continuación y lo descubrirás:

Conducir

En países como Arabia Saudí las mujeres no pueden conducir un coche: se prohíbe a las mujeres conducir vehículos porque en caso de avería habría riesgo de relacionarse con varones.

Hacer turismo

Son muchos los lugares, en su mayoría templos y lugares sagrados a los que una mujer no puede acceder o hacerlo con restricciones. La cumbre del monte Omine en Japón es uno de ellos, ya que según el sionismo, una mujer puede distraer a los peregrinos hombres de sus deberes ascéticos. La playa de Mlimadji en las Islas Comores; la tumba del santo Sufí del Siglo XV, Pir Ají Ali Bukhari, en el templo Haji Ali Dargah en India; el monte Athos en Grecia en donde ni siquiera las mascotas hembra pueden entrar; o  el museo Te Papa en Nueva Zelanda en donde no pueden entrar mujeres si están menstruando son otros ejemplos de lugares turísticos prohibidos para las mujeres. También en algunos templos cristianos las mujeres deben entrar con hombros y piernas cubiertos, mientras que los hombres pueden hacerlo en pantalón corto.

Heredar

No solo hablamos de heredar títulos, que en la mayoría de los casos se hereda de padres a hijos independientemente de que sea el primogénito o no, sino de las herencias familiares. En Nepal, por ejemplo, las mujeres solo pueden heredar de sus padres si se han quedado solteras. En países africanos como Uganda o Malawi, las mujeres solo son titulares de la tierra a través de los hombres de su familia (marido, hermanos, padre, hijos) por lo que no pueden heredar terrenos y ven así frenado su empoderamiento. En otros países como en Túnez o Irán, las mujeres solo tienen derecho a heredar un determinado porcentaje de los bienes, por supuesto, mucho menor al que tienen derecho los hombres.

Divorciarse

En Emiratos Árabes, Arabia Saudí, Marruecos, Irán, India, Afganistán o Israel, las mujeres no tienen el mismo derecho que los hombres a divorciarse y, si lo hacen, los hombres disfrutarán de ventajas en relación a la custodia, reparto de bienes, etc.

Trabajar

Son muchos los países que tienen ciertos trabajos prohibidos a las mujeres, y algunos más cerca de lo que creemos. Es el caso de Francia, en donde las mujeres tienen denegado trabajar en tareas que supongan levantar una carga superior a 25 kg., un peso equivalente al de un niño de cinco años. En países como Argentina, tienen prohibido trabajar como maquinistas, cargar y descargar barcos o vender bebidas alcohólicas, entre otros muchos. En Rusia, la lista de trabajos que las mujeres no pueden ejercer asciende hasta los 456 empleos. Además, hay 18 países en el mundo en el que los maridos pueden prohibir de forma legar trabajar a sus mujeres.

Ser considerada una figura legal completa

En Yemen, el testimonio de una mujer en un juicio no cuenta lo mismo que el de un hombre y solo se acepta si la mujer está involucrada en el caso o cuando el acto sucedió en un lugar segregado. En caso de que se trate de un asunto financiero, el testimonio de la mujer vale la mitad que el del hombre. También en Irán, el testimonio de una mujer debe estar apoyado por dos hombres para que sea válido.

Pero esto no ocurre únicamente en países musulmanes: en Chile la mujer no puede ser titular de la custodia conjunta de bienes de su matrimonio, solo puede serlo el marido.

La educación para lograr la igualdad

Las mujeres tampoco pueden hacer sushi ni tienen permiso para entrar en ciertos bares y hoteles de países como Italia o Japón; en Afganistán no pueden estudiar, usar cosméticos ni reír en voz alta; en Arabia Saudí no pueden operarse ni viajar sin el consentimiento de su tutor masculino; en China y en Irán no pueden elegir qué carrera estudiar, en su mayoría relacionadas con la ingeniería; en Irán no pueden ir a los estadios de fútbol porque los hombres van en pantalón corto.

Eso son solo algunos ejemplos, pero se podrían añadir muchas más cosas a la lista de prohibiciones que tenemos las mujeres por el mero hecho de serlo. La imagen de la mujer no es igual a la del hombre en casi ningún país del mundo, ni siquiera en aquellos que consideramos desarrollados y según el Foro Económico Mundial esta situación va a continuar así al menos durante los próximos 118 años.

Desde Ayuda en Acción se trabaja para lograr el empoderamiento de las mujeres y la sensibilización porque sin una igualdad plena es imposible que las sociedades puedan desarrollarse plenamente. Por eso, en Ayuda en Acción llevamos 35 años integrando la perspectiva de género en todos nuestros proyectos y contamos para ello con el apoyo de muchas personas, tanto hombres como mujeres.