Categorías

Cómo trabajamos para evitar que haya embarazos adolescentes

18-07-2019 Lectura 4 Minutos

Cada día los derechos de las mujeres y las niñas son vulnerados. Aunque representan la mitad de la población mundial y, por tanto, la mitad de su potencial, la desigualdad de género sigue presente en muchos países. Los embarazos precoces son una de múltiples las caras que adopta esta desigualdad. Conoce cómo trabajamos para evitar que haya embarazos adolescentes.

Los embarazos adolescentes en el mundo

Cada año dan a luz en el mundo unos 16 millones de adolescentes entre 15 y 19 años. Cuando hablamos de menores de 15 años, la cifra alcanza el millón de casos. Aunque desde 1990 la situación ha mejorado, aún queda un largo camino por recorrer, pues el embarazo adolescente es hoy una de las principales causas de mortalidad entre las niñas de 15 y 19 años, como alerta la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Aunque sean fértiles a estas edades, su cuerpo no ha alcanzado aún la madurez sexual, lo que implica graves riesgos tanto para la madre como para el recién nacido, por no hablar de las consecuencias a nivel psicológico y social (abandono escolar, miedo al rechazo, núcleo familiar inestable…).

Pero los embarazos adolescentes son más que un problema de salud. También están muy relacionados con el círculo de la enfermedad y la pobreza. La mayor parte de ellos se producen en comunidades rurales, pobres y con falta de acceso a servicios básicos de salud y educación. Es cierto que algunas chicas planean y desean tener un bebé. Sin embargo, cuando se trata de contextos desfavorecidos, el embarazo no suele ser fruto de una decisión deliberada, sino de causas como la falta de acceso a educación, información o atención médica de calidad.

Cómo trabajamos para evitar embarazos adolescentes

Desde Ayuda en Acción creemos que, para abordar el problema de los embarazos adolescentes, es necesario actuar sobre sus causas principales. Éstas guardan una relación directa con la vida y la pobreza de los habitantes de un país y son:

  1. Las relaciones sexuales sin uso de métodos anticonceptivos, o con un mal uso de los mismos.
  2. El matrimonio adolescente
  3. Los roles tradicionales de género que pesan sobre muchas sociedades.

Para trabajar sobre estas causas y, en definitiva, defender los derechos de las mujeres en el mundo, contamos con una herramienta muy poderosa: la educación y la sensibilización.

Cada 7 segundos una niña es obligada a casarse.

Educación sobre salud sexual y reproductiva

Los derechos sexuales y reproductivos son derechos humanos universales. Toda persona tiene derecho a decidir sobre su cuerpo, su vida sexual o su identidad. Fomentamos la educación en estos derechos porque son fundamentales para permitir a las adolescentes estar informadas, proteger su salud frente a embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual; así como tomar sus propias decisiones sin enfrentarse a coacción, violencia, estereotipos o discriminación. Aunque ellas sean las protagonistas, toda la comunidad (varones, escuela, familias, profesorado, autoridades locales…) participa y se apropia de lo aprendido a través de formaciones, clubs de jóvenes, charlas, reparto de kits sobre salud sexual y reproductiva, etc. Gracias a nuestro trabajo en esta línea, en 2017 logramos que más de 15.800 mujeres pudieran tomar sus propias decisiones sobre sus derechos y salud sexual reproductiva.

Educación para evitar matrimonio infantil

Aunque el matrimonio infantil está prohibido en la mayor parte del mundo, aún se encuentra muy arraigado, sobre todo en los países en vías de desarrollo. Pero, ¿qué relación hay entre el matrimonio infantil y el embarazo adolescente? La mayor parte de los partos adolescentes que se producen en estos países son de niñas que ya están casadas. En otros lugares también es frecuente que los primeros partos surjan de relaciones anteriores al matrimonio, lo que lleva a muchos padres a casar a sus hijas por el miedo o estigma que aún rodea al embarazo fuera del matrimonio. Desde Ayuda en Acción trabajamos de la mano de nuestros socios locales para fomentar proyectos educativos y campañas de sensibilización en las comunidades más vulnerables. Además, en países como Kenia también ponemos el foco en otra lacra relacionada con el matrimonio infantil y los embarazos adolescentes: la mutilación genital femenina.

Educación en igualdad de género

La igualdad de género es cosa de todos y todas. Por eso, la educación en igualdad y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas impregna nuestra actuación en todo el mundo. De la mano de nuestros socios locales, educamos y sensibilizamos para romper estereotipos de género desde la infancia. También llevamos realizamos incidencia política para asegurar que las autoridades cumplen con los derechos de las comunidades fomentan sociedades igualitarias y libres de violencia machista.

La importancia de la escolarización

Cuando hablamos de educación para evitar los embarazos adolescentes, también nos referimos a la importancia del acceso a dicha educación. Está demostrado que la escuela es un factor de protección frente a este tipo de vulneraciones. Permite a las niñas y adolescentes conocer sus derechos para luego poder reivindicarlos, así como formarse para tener un mejor empleo y, como consecuencia, un futuro mejor.

Post relacionados

Mujer

Embarazo en la adolescencia: causas y riesgos del embarazo adolescente

Según la ONG Save the Children, cada año nacen 13 millones de niños y niñas de mujeres menores de 20 años: un 90 % (11,7 millones) en los países en ...

Infancia

Matrimonio infantil: ¿en qué países se practica?

Si sigues nuestro trabajo desde hace un tiempo sabrás que, en Ayuda en Acción, una de nuestras dos grandes causas como ONG es la defensa y protección de los derechos ...

Derechos Humanos

ODS 5: igualdad de género

La brecha de género es una realidad presente en todo el mundo, y en muchos casos con drásticas consecuencias, de ahí que centre la atención del Objetivo de Desarrollo Sostenible ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consiento el tratamiento de mis datos personales de acuerdo a la Politica de Privacidad

Acepto recibir información de Ayuda en Acción, incluso por medios electrónicos.

No hay comentarios.

  1. La autoría pertenece a Ayuda en Acción, puedes citarlo así.
    Un saludo, Valentina, y gracias por tomarnos como referencia.

  2. Hola María Esther. Nuestro modelo de trabajo no se basa en ayudas individuales, sino a comunidades en caso de cooperación internacional para el desarrollo y para niños/as y familias que estudian en colegios donde trabajamos en España, a través de actividades que pueden ayudar a salir del círculo de la pobreza. Te deseamos lo mejor. Un abrazo.

  3. Buenas noches como puedo comunocarme con ustedes estoy en una situación vulnerable o que puedp hacer gracias

  4. HAY UNA VIOLENCIA QUE “TODOS” CONSIENTEN O ALIMENTAN (a veces inconscientemente: y es la VIOLENCIA INSTRUMENTAL).

    Es ésa violencia ejercida sobre otro solo para obtener control sobre él. Se ejerce desde una mejor situación de poder, usándose como abuso de poder, solo para garantizarse más dominio de ése poder.

    El bullying, el acoso emocional, el chantaje emocional, el llamado “síndrome de alienación parental”, “intimidación de poder”, “el acoso a los morosos”, “el acoso a los inquilinos” “el silenciar los esfuerzos de alguien”, “el ninguneo a un sabio solo porque su demostrar verdades molesta a tantos”,”el negacionismo de la dignidad de alguien”, etc. se pueden considerar como violencia instrumental. Y esta violencia lamentablemente, cuando se hace en masa, ES INCONSCIENTE (alineada) a modo de un fanatismo atroz.

    En la sociedad compleja en la cual vivimos, sin duda, la violencia instrumental se ejerce más que cualquier otra violencia y, en algunos países, más que todas las demás juntas; en donde la finalidad es la destrucción, anulación o dominio del otro a través de medios sutiles (de silenciar, “desarmar emocionalmente”, intimidar, acosar, crear unas desventajas cruelmente inhumanas, etc) de exterminio.

    El tener una mejor situación de poder es, por ejemplo, que a ti te arrope una mayoría y al otro no, que a ti te proteja una tendencia dominante y al otro no, que a ti te proteja una mayor fuerza física y al otro no (en el machismo), que a ti te sea válido saltarte las reglas éticas y al otro no (por sujetarse a ellas y así quedar en desventaja), que a ti en grupo te traten con cierto favoretismo (o “licencia para sobrepasarte”) y al otro no, que a ti te sean válidas tantas sinrazones (porque cuentas con influencias que te las van a dejar parar por alto y al otro no, que quedará en situación inferior), que tu ejerzas una seudoautoridad moral y el otro no (en el caso de acosos dentro de instituciones religiosas), que tú puedas hacer un adoctrinamiento forzoso (el de sectas y totalitarismos) y el otro no, que tú pertenezcas a una supermayoría racial (dada a INTOLERANCIA) y el otro no, etc.

  5. me encanta esta pagina web ya que estoy aprendiendo bastantes sobre los tipos de derechos humanos y creo que ya es tiempo de que apliquemos estos derechos en nuestro diario vivir

  6. hola a todo el mundo, soy de colombia vivo con una comunidad indigena del departamento del cauca municipio de caldono, busco alguien que ayude acomunidad indgena que estamos en una pobreza absuluta queremos que alguien de buen corazon nos ayude tengo 50 familias co aproximado de 4 niños por familia, puede ser comida ropa juguetes abrigos colchonetas lo que deseen.

  7. hola, quisiera saber quien escribió el articulo en especifico, porque estoy haciendo una investigación sobre el maltrato y abuso en la pareja y me gustaría citar su información pero la podre ocupar si no tengo el autor :/