Donde llega el agua hay riqueza; y donde no, pobreza

ahorrar agua
30-8-2016

Este artículo va de agua y el título refleja perfectamente la realidad del acceso al agua en nuestros días y la necesidad de que todos afrontemos su uso de una manera mucho más eficiente y sostenible.

Además, ahora que estamos en verano es una buena excusa para hablar del agua, al fin y al cabo, el agua y el verano siempre han estado estrechamente relacionados en nuestro país. Hace poco escribíamos sobre la situación de necesidad de casi 3 millones de niños y niñas en España y de cómo ellos también tienen el derecho de disfrutar del ocio durante las vacaciones.

En verano el agua está quizá más presente que nunca en nuestras vidas y disfrutamos mucho más de ella; el mar, las piscinas, los ríos, lagos, esa ducha refrescante, o el agua fresca de ese botijo en la casa de los padres o los tíos en vacaciones que nos retrotraen a esos veranos interminables de nuestra infancia… agosto ya casi ha terminado pero todavía queda verano.

Esta semana, desde el domingo 28 al 2 de septiembre, se celebra en Estocolmo la Semana Mundial del Agua. Durante estos días, expertos de todo el mundo y todos los sectores se encuentran para debatir y compartir los avances y retos respecto al agua, su uso y disfrute por parte de todos en el planeta. El tema central de este año es “Agua para un desarrollo sostenible”.

Son desde luego enormes los retos que afrontamos en relación al agua. Abrir un grifo y que salga agua potable no es un hecho habitual en este mundo en el que vivimos. Actualmente 748 millones de personas carecen de agua potable y la ausencia o malas condiciones de los sistemas de saneamiento hacen que 1.800 millones beban agua contaminada por heces. De distintas maneras, 4 de cada 10 personas en el mundo sufren algún tipo de escasez de agua. El acceso al agua segura y limpia no está garantizado hoy en día.

A los datos anteriores se suma el incremento de la población en el mundo, que se espera alcance los 9.300 millones en 2050, un 33% más que en 2011. Tendremos, pues, necesidad de agua para más personas y deberemos hacer un uso mucho mejor y más sostenible de este recurso necesario para la vida en nuestro planeta, amenazado por un cambio climático que se alimenta por un mal empleo de todos los recursos naturales, incluido el agua.

Esta situación implica acciones inmediatas y urgentes por parte de todos nosotros, con los Gobiernos a la cabeza, que deben poner en marcha políticas y medidas para frenar las consecuencias del cambio climático que está ya afectando a todos los ámbitos de nuestra vida y cuyas víctimas más inmediatas son los grupos de personas más vulnerables. Si nos sigues ya sabrás de nuestro trabajo en Etiopía, cuya sequía se debe a fenómenos meteorológicos habituales pero agravados por el cambio climático.

problema agua
Punto de distribución de agua en Janamora, Etiopía

Luchar contra el cambio climático o promoverlo. Tú eliges.

Nosotros tenemos también tareas para conseguir este reto y si no nos convertimos en luchadores contra el cambio climático nos convertiremos en sus promotores. No hay medias tintas en este tema, no vale permanecer neutral, todos vivimos en el mismo planeta y lo que hacemos unos afecta al resto, no importa en qué parte del globo terráqueo estemos.

En este artículo os contaremos algunas cosas que podemos hacer respecto al agua. Ya lo has leído y escuchado un millón de veces, pero ¿lo hacemos? Intentémoslo. Si ya las haces intenta dar ejemplo frente al resto y especialmente frente a los más pequeños aunque, en muchas ocasiones, son ellos los que nos recuerdan a nosotros este tipo de acciones:

1. Sé consciente. Siempre que abras un grifo o vayas a usar el agua para cualquier cosa, bañarse en una piscina, en un río o lago limpio, en el mar… trata de pensar que tú eres uno de los afortunados en el mundo que dispones de acceso al agua y que debes hacer un uso sostenible de la misma y únicamente utilizar la necesaria.

2. Dúchate en vez de bañarte. El baño gasta 15 veces más de agua que la ducha.

3. Cierra el grifo mientras…te lavas los dientes, te afeitas o te enjabonas las manos… y si lavas los platos a mano, usa barreños y no lo hagas con el grifo abierto. Por ejemplo, si nos lavamos los dientes con el grifo abierto gastamos alrededor de 6 litros, mientras que al abrirlo solo cuando lo necesitamos gastaremos menos de medio litro.

4. El inodoro NO es una papelera. Cada vez que usamos la cisterna del inodoro gastamos entre 9 y 10 litros de agua…a veces, para arrastrar solo una colilla o un papelito. Pon una papelera en el baño y úsala.

5. Fugas no. Arregla las fugas de agua. Los grifos que gotean pueden llegar a gastar en un año 11.000 litros de año, fugas en la cisterna del inodoro pueden suponer más de 100 litros de agua al día.

6. No enjuagues los platos antes de meterlos en el lavavajillas. Si tienes esta costumbre ya no lo hagas, actualmente todos los electrodomésticos pueden limpiar bien la vajilla sin necesidad de este prelavado manual.

7. A carga completa. Utilicemos la lavadora y el lavavajillas siempre llenos y si puedes dejar de usar la secadora, mejor, ahorrarás agua y electricidad. El consumo de agua en la colada suele ser el 20% de nuestro consumo total en el hogar. Por cierto, siempre que puedas, no utilices el programa de prelavado.

8. Agua que no has de beber, no la dejes correr. Llena una botella de agua y métela en la nevera, tendrás siempre agua fresca. No la dejes correr para conseguir agua fresquita.

9. Usa reductores de caudal o aireadores en los grifos. Los reductores son dispositivos que se pueden incorporar a los grifos o la ducha e impiden que el caudal supere el límite fijado. Lo aconsejable para grifos son 8 litros por minuto y para ducha 10 litros/minuto. Los aireadores son dispositivos que permiten introducir aire en el chorro de agua, consiguiendo un ahorro del 40 o el 50%.

10. Si vas a cambiar los electrodomésticos trata de comprar aquellos que sean más eficientes energéticamente. Son inicialmente más caros, pero consumen menos energía y menos agua, con lo cual los costes se igualan a la larga. La eficiencia de los electrodomésticos está regulada por la Unión Europea en una calificación de la A a la G, siendo la A la más eficiente y la G la que señala a aquellos con peores prestaciones energéticas.

11. Si tienes jardín o plantas de exterior que regar, hazlo por la noche. Al regar durante el día puedes perder hasta el 30% por la evaporación.ahorrar agua

Estas son algunas medidas que nos ayudarán sobre todo a cambiar hábitos y actitudes frente al uso que hacemos a diario del agua. No solo nos estaremos acostumbrando a usar más eficiente y sosteniblemente  un recurso como el agua, sino que además, ahorraremos dinero. También puedes consultar con otras organizaciones especializadas que tienen manuales de consumo responsable más detallados como ECODES o Ecologistas en Acción.

Lo más importante es que seamos de verdad conscientes de nuestro papel como consumidores, pero también a la hora de exigir medidas eficaces y realistas que comienzan desde nuestra comunidad de vecinos a nuestros respectivos gobiernos en los ámbitos local, regional o nacional.

Termino como comencé, con otro refrán: “no se echa de menos el agua hasta que se seca el pozo”.