Categorías

Jóvenes y desarrollo: el futuro está en sus manos

25-07-2019 Lectura 4 Minutos

Jóvenes y desarrollo es un binomio esencial si queremos dinamizar y potenciar el avance de las comunidades. Por ello, es muy común que en los programas y proyectos de desarrollo de Ayuda en Acción se parta de las necesidades de los grupos de población más vulnerables (y la juventud es uno de ellos).

Sin embargo, pocas veces la necesidad de incluir a las y los jóvenes en los planes de desarrollo se ve materializada en proyectos concretos. ¿Por qué ocurre esto? En parte, porque la estrategia propuesta no consiga captar su atención.

Es necesario trabajar en el desarrollo juvenil de forma diferente, rompedora… y eso no siempre pasa únicamente por la tecnología. El reto es poner al alcance de la juventud formas alternativas de trabajo que les permitan llegar al mismo destino de manera más rápida y eficiente.

Jóvenes y desarrollo: igualdad de acceso

Hoy en día, los países en desarrollo viven un verdadero auge demográfico. Por eso trabajar con su juventud es una oportunidad para el progreso de sus propias comunidades. Sin embargo, es necesario asegurar condiciones para que las oportunidades no se conviertan en brechas. Y eso pasa por la igualdad de acceso y control de los recursos. Confiar en la juventud es la clave: debemos considerar a los jóvenes como verdaderos actores centrales capaces de dinamizar los procesos de desarrollo.

Por ejemplo, hemos comprobado que hablar de incubación de empresas es mucho más atractivo que llamarle empleabilidad juvenil. Obviamente, pensar proyectos que resulten interesantes para que la juventud se apropie de ellos implica más esfuerzos, pero da mejores resultados.

Innovar las tradiciones con jóvenes para avanzar en desarrollo

No, no podemos vincular a la juventud de hoy en día con los modos de hacer de sus antepasados. Nuestra experiencia de trabajo nos lo confirma: es imposible, por ejemplo, que la juventud que va a dedicarse a la agricultura en sus comunidades lo haga utilizando herramientas rústicas y elementales como las usadas hace años.

A través de nuestros proyectos hemos visto cómo jóvenes que no esperábamos que reaccionaran así, han terminado volcándose en rescatar las tradiciones más arraigadas de sus comunidades:

  • hemos visto cómo una joven reinventaba los cultivos familiares de subsistencia a través de la utilización de sensores y drones, consiguiendo mejorar el rendimiento de las tierras. Gracias a lo que iba aprendiendo a través de nuestro proyecto, la joven comenzó a sentirse parte de las acciones productivas y económicas de su familia y ahora participa de la herencia cultural y de la transferencia de conocimiento de sus mayores.
  • hemos conocido a otro joven que inició un proceso de innovación y emprendimiento a través del cultivo del estropajo, algo no valorado por la población adulta de su comunidad. Sin embargo a él le dio la oportunidad de ser parte del mercado y no solo eso: actualmente da más de 30 empleos directos en toda su comunidad.
  • la cultura y el arte, cuando la trabajamos con jóvenes, tienen también excelentes resultados: en algunos proyectos de Centroamérica hemos logrado reducir la violencia doméstica y la violencia común a través de la recuperación de espacios públicos.

Cada 7 segundos una niña es obligada a casarse.

La opinión de los jóvenes en los procesos de desarrollo

Siempre recuerdo una de mis primeras experiencias profesionales con jóvenes. En un grupo de trabajo expresé: “me siento orgulloso de trabajar por ustedes y por sus derechos”. Julia, una joven a la que nunca olvidaré, me dio una lección de vida al responder: “no trabaje por nosotros sino con nosotros para que, cuando se vaya, podamos seguir avanzando sin usted”.

Esta experiencia me enseñó que de nada sirve una acción que busque desarrollo si no asegura que las personas se conviertan en el centro del mismo. Este principio es aún más importante cuando trabajamos con jóvenes, porque son ellos y ellas los encargados de hacer el relevo generacional y quienes impulsarán el desarrollo de sus vidas, pero también de sus comunidades.

Hay más frases recurrentes que escuchamos a la juventud con la que trabajamos, y que no olvidamos a la hora de pensar proyectos innovadores que potencien sus capacidades y que pongan su experiencia al servicio de la comunidad:

“No queremos que nos den nada construido, queremos que nos apoyen a generar las condiciones para que nuestro potencial haga el resto”.

“No queremos que nos desarrollen, queremos que los procesos de desarrollo se conviertan en la base para generar nuestro bienestar y el de nuestras familias”.

La participación, clave en los procesos de desarrollo con jóvenes

El trabajo con y por los jóvenes, por su desarrollo, no solo los implica a ellos. Trabajamos con todos los sectores de las comunidades para que conozcan la importancia que la juventud tiene en el desarrollo comunitario y para que en especial las mujeres jóvenes tengan derecho a ser tratadas como lo que son: las protagonistas de sus propias vidas.

Este nivel de conciencia construido, junto a la rapidez con la que las y los jóvenes se adaptan a los cambios y la facilidad con la que adquieren nuevos saberes, abre innovadores escenarios en donde pueden y deben participar.

La participación de los jóvenes en el desarrollo es una responsabilidad compartida que tenemos todas las personas que hemos decidido dedicar nuestras vidas al desarrollo, y quienes asumimos nuestro trabajo como un medio a través del cual las juventudes pueden mejorar sus condiciones de vida respetando siempre sus derechos.

Post relacionados

España

Jóvenes cocinando habilidades: formación para la inclusión social y la alimentación saludable

En España la pobreza impide a 700.000 hogares llevar a cabo una alimentación saludable, lo que afecta a más de 230.000 menores de 16 años y a casi 340.000 jóvenes ...

Educación

El trabajo de nuestra ONG en educación en América Latina

América Latina se enfrenta a muchos desafíos, entre los que se encuentra el hecho de que la educación básica llegue a todos los rincones de su territorio. Desde Ayuda en ...

Solidaridad

¿Cuánto dura un proyecto de cooperación al desarrollo?

Luchamos contra la pobreza, salvamos vidas, promovemos la paz… Seguro que ya has notado que a las ONG nos gustan los retos. Y es que cambiar el mundo, que al ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consiento el tratamiento de mis datos personales de acuerdo a la Politica de Privacidad

Acepto recibir información de Ayuda en Acción, incluso por medios electrónicos.

No hay comentarios.

  1. La autoría pertenece a Ayuda en Acción, puedes citarlo así.
    Un saludo, Valentina, y gracias por tomarnos como referencia.

  2. Hola María Esther. Nuestro modelo de trabajo no se basa en ayudas individuales, sino a comunidades en caso de cooperación internacional para el desarrollo y para niños/as y familias que estudian en colegios donde trabajamos en España, a través de actividades que pueden ayudar a salir del círculo de la pobreza. Te deseamos lo mejor. Un abrazo.

  3. Buenas noches como puedo comunocarme con ustedes estoy en una situación vulnerable o que puedp hacer gracias

  4. HAY UNA VIOLENCIA QUE “TODOS” CONSIENTEN O ALIMENTAN (a veces inconscientemente: y es la VIOLENCIA INSTRUMENTAL).

    Es ésa violencia ejercida sobre otro solo para obtener control sobre él. Se ejerce desde una mejor situación de poder, usándose como abuso de poder, solo para garantizarse más dominio de ése poder.

    El bullying, el acoso emocional, el chantaje emocional, el llamado “síndrome de alienación parental”, “intimidación de poder”, “el acoso a los morosos”, “el acoso a los inquilinos” “el silenciar los esfuerzos de alguien”, “el ninguneo a un sabio solo porque su demostrar verdades molesta a tantos”,”el negacionismo de la dignidad de alguien”, etc. se pueden considerar como violencia instrumental. Y esta violencia lamentablemente, cuando se hace en masa, ES INCONSCIENTE (alineada) a modo de un fanatismo atroz.

    En la sociedad compleja en la cual vivimos, sin duda, la violencia instrumental se ejerce más que cualquier otra violencia y, en algunos países, más que todas las demás juntas; en donde la finalidad es la destrucción, anulación o dominio del otro a través de medios sutiles (de silenciar, “desarmar emocionalmente”, intimidar, acosar, crear unas desventajas cruelmente inhumanas, etc) de exterminio.

    El tener una mejor situación de poder es, por ejemplo, que a ti te arrope una mayoría y al otro no, que a ti te proteja una tendencia dominante y al otro no, que a ti te proteja una mayor fuerza física y al otro no (en el machismo), que a ti te sea válido saltarte las reglas éticas y al otro no (por sujetarse a ellas y así quedar en desventaja), que a ti en grupo te traten con cierto favoretismo (o “licencia para sobrepasarte”) y al otro no, que a ti te sean válidas tantas sinrazones (porque cuentas con influencias que te las van a dejar parar por alto y al otro no, que quedará en situación inferior), que tu ejerzas una seudoautoridad moral y el otro no (en el caso de acosos dentro de instituciones religiosas), que tú puedas hacer un adoctrinamiento forzoso (el de sectas y totalitarismos) y el otro no, que tú pertenezcas a una supermayoría racial (dada a INTOLERANCIA) y el otro no, etc.

  5. me encanta esta pagina web ya que estoy aprendiendo bastantes sobre los tipos de derechos humanos y creo que ya es tiempo de que apliquemos estos derechos en nuestro diario vivir

  6. hola a todo el mundo, soy de colombia vivo con una comunidad indigena del departamento del cauca municipio de caldono, busco alguien que ayude acomunidad indgena que estamos en una pobreza absuluta queremos que alguien de buen corazon nos ayude tengo 50 familias co aproximado de 4 niños por familia, puede ser comida ropa juguetes abrigos colchonetas lo que deseen.

  7. hola, quisiera saber quien escribió el articulo en especifico, porque estoy haciendo una investigación sobre el maltrato y abuso en la pareja y me gustaría citar su información pero la podre ocupar si no tengo el autor :/