Categorías

Quehaceres: cómo ser solidario desde mi casa

15-02-2018 Lectura 4 Minutos

Quién no conoce en España la popular frase de “granito a granito se puede llegar a construir una gran montaña”. Pues bien, esta frase no puede estar más acertada en este contexto, ya que nos va a dar las claves principales de lo que hoy queremos explicar aquí: cómo se puede ser solidario sin necesidad de llevar a cabo grandes esfuerzos, cómo hacerlo simplemente como parte de nuestros quehaceres diarios. ¿Quieres saber más? Continúa leyendo y entérate de todo.

Muchas personas piensan que para hacer grandes obras o ayudar de una manera solidaria debemos irnos lejos de casa, emplear una gran cantidad de dinero y tiempo o incluso dejar de lado nuestros quehaceres diarios por dedicarnos únicamente a eso. Pero no pueden estar más equivocados, pues cada día surgen nuevas formas de realizar donaciones que ya nos permiten hasta hacerlas desde nuestra propia casa.

Como indicábamos al principio, no es necesario que la ayuda sea grande en cantidad para que sea eficaz en cuanto al objetivo que se pretende. Y es muy importante tener esto en cuenta a la hora de querer ayudar, ya que podemos inscribirnos en una ONG a la que enviaremos nuestra donación regular y estaremos haciendo mucho más de lo que imaginamos.

Los cinco principales motivos para donar a una ONG

La solidaridad, además de medirse en dinero, se mide en tiempo, y como no todos podemos ausentarnos de nuestros quehaceres, es fantástico poder dejar esta tarea en manos de personas que se dedican a ello, como las personas que trabajan en las ONG.

Cualquier cantidad es buena si el objetivo es ayudar y cuando son muchas las personas que ayudan, esa pequeña cantidad puede crecer hasta límites insospechados.

Hoy en día los fondos de estas organizaciones están muy controlados, por lo que siempre sabrás a qué proyecto se destina el dinero que inviertes, así que estarás informado en todo momento de los viajes que realiza tu aportación.

Podremos conocer y profundizar en la situación vital de personas que viven lejos de nosotros, además de sensibilizarnos con el sufrimiento ajeno.

Beneficios fiscales: la posibilidad de deducirte un 75 % en los primeros 150 euros que dones y, a partir de dicha cantidad, un 30 %, que tampoco está nada mal.

Cuando donas a una ONG tú también estás siendo partícipe en los proyectos y así te lo hacen sentir.

Las donaciones en la actualidad

¡Conoce el crowdfunding!

Para conocer un poco más a fondo el mundo de las donaciones en la actualidad empezaremos hablando de un nuevo método de recaudación de fondos con fines específicos llamado crowdfunding.

¿No sabes en qué consiste? Pues bien, la idea básica de este nuevo método de recaudación es justamente esto que hablábamos: si muchas personas hacen una pequeña donación a la causa, finalmente se conseguirá financiar el proyecto completo. Esto también puede recordarnos un poco al clásico “la unión hace la fuerza”.

En Ayuda en Acción, por ejemplo, tenemos una plataforma de crowdfunding para ayudar a Fátima, una niña de Mozambique, a llevar el agua potable a su comunidad, para que ella y otras niñas y niños puedan asistir a la escuela en lugar de ocupar su día en ir a buscar agua al río más cercano. Puedes seguir esta campaña en redes sociales con el hashtag #AguaparaFátima. En esta plataforma de crowdfunding, además de colaborar con una pequeña donación (desde solo 1€), podrás invitar a otras personas a que se unan a la causa.

Agua para Fátima

¿Sabías que ahora se pueden hacer donaciones a través de Internet y sin moverte del sofá?

¡Pues sí! Además de la herramienta que acabamos de mencionar, con las nuevas tecnologías y todo lo que gracias a ellas hemos conseguido avanzar, ahora la gran mayoría de las ONG tienen una opción por la que se pueden realizar donaciones a través de Internet, sin necesidad de salir de casa.

En Ayuda en Acción, desde nuestra página web puedes acceder a una pantalla en la que podrás realizar tu donación y establecer los parámetros de la misma:

– la regularidad con la que quieres hacer la donación: si se trata solo de esa única vez o quieres realizar donaciones de manera mensual.

– la cantidad que quieres aportar: pudiendo elegir entre 30, 60, 90 euros o cualquier otra cantidad que tú elijas. Además, algo muy útil es que encontramos explicado cuánto se necesita para cada tipo de tarea. Por ejemplo, con 60 euros se puede prestar atención psicológica a una mujer que haya sido víctima de la violencia de género.

Hoy en día la mayor parte de las personas en países como el nuestro tenemos fácil acceso a Internet y esto nos demuestra que el avance tecnológico puede servir también como método de ayuda humanitaria, tan necesaria en los días que corren. Por otro lado, esta sencilla manera de ser solidario nos permite hacerlo de una manera personalizada y cómoda, sin perder la eficacia que este tipo de trámites necesita. Fantástico, ¿verdad?

Uno de los problemas en los que se necesita colaboración urgente es la pobreza infantil. En este post te enseñamos cómo combatirla.

Otras formas originales de ser solidario

Para seguir demostrándote que no es necesario irse muy lejos ni desatender nuestras obligaciones para ser solidario, además de las facilidades que suponen las donaciones a través de internet, cada día encontramos nuevas y originales maneras de ayudar a quienes más lo necesitan.

Cafés pendientes : ¿Alguna vez te has planteado la importancia que puede tener un café? Puede que en alguna ocasión te hayas encontrado en una cafetería o en un bar en el que hay un cartel con estas palabras “cafés pendientes”. Esta iniciativa propone una manera de ayuda solidaria completamente compatible con nuestro día a día. Lo que debemos hacer es dejar pagado un café, que más tarde se tomará una persona que acuda al establecimiento porque no tiene recursos para pagarse uno.

Con todo lo dicho hasta ahora, seguramente se te hayan ocurrido otras maneras de ser solidario. No lo dudes más y ¡adelante con el proyecto! Cualquier ayuda siempre es bienvenida, y aunque tú pienses que lo que has hecho no cambiará mucho, no es así: puedes ser capaz de cambiar la vida de una persona por completo.

Te animamos a que te pongas en contacto con una ONG y comiences a colaborar, ya has visto que ahora más que nunca es algo de lo más sencillo y cómodo. ¡Contamos contigo!

Post relacionados

Solidaridad

¿En qué se invierten las donaciones?

Saber en qué se invierten las donaciones de las ONG es una de las cuestiones que todo el mundo se plantea antes de colaborar. Uno de los objetivos y requisitos clave ...

Solidaridad

Fátima, la esperanza de acabar con la falta de agua

Fátima vive en una pequeña aldea de Mozambique y recorre cada día los cinco kilómetros que la separan de su fuente de agua más cercana. La falta de agua es una ...

España

Actividades solidarias para niños

La solidaridad se inculca desde la infancia y existen múltiples formas de desarrollar actividades solidarias para niños y niñas de forma amena y divertida: desde acudir a conciertos solidarios, maratones, ...