5 objetivos para empezar a transformar el mundo en este 2017

objetivos 2017
12-6-2017

Con la llegada de enero, nos hacemos los clásicos propósitos de año nuevo que implican nuevos hábitos: dejar de fumar, perder peso… Algunos se nos resisten más y otros menos, pero la buena noticia es que todas las personas tenemos la capacidad de cambiar, si realmente el cambio que buscamos merece la pena.

Las claves para lograrlo son muchas: ponerse pocos objetivos, que sean concretos, escribirlos en positivo para que sean más apetecibles… y sobre todo ponerle voluntad. En Ayuda en Acción queremos proponerte cinco objetivos para contribuir a transformar el mundo en este 2017 y seguir construyendo un mundo mejor para todos y todas.

1.- Pasar más tiempo con los demás

Trabajar de 8 a 8 puede funcionar para algunas personas, pero para la mayoría de nosotros, eso es, simplemente, indeseable. Perder en la oficina casi cada minuto del día, desde que amanece, es una manera infalible de acabar desmotivados y olvidar por qué escogimos la profesión que nos gusta o cual es la razón de peso que nos mantiene vinculados a nuestra actual ocupación. Salir de la oficina, de vez en cuando, para limpiar y refrescar nuestra mente mejora nuestra salud en general. Nuestro puesto no va a desaparecer sólo porque le dediquemos unas horas al día a nosotros mismos o a los demás.

Por eso este 2017 te proponemos que saques tiempo para tu familia, los amigos y sobre todo para ti mismo; pero también para los demás, implicándonos en alguna actividad social o de voluntariado.

2.- Mantener el contacto

Cada vez más, la tecnología nos permite estar conectados con nuestro entorno. Facebook, Twitter o Whatsapp nos han facilitado las cosas a la hora de retomar el contacto con compañeros de la infancia o amigos de otra etapa profesional o de nuestra vida personal.

Aun así, hacerse presente, poder darse un abrazo o compartir un café y una buena conversación son cosas que nunca podrán ofrecernos las redes sociales. Como tampoco las redes sociales, a pesar de todas sus ventajas, podrán sustituir la emoción que todos sentimos al recibir una carta de alguien a quien apreciamos, también los más de 100.000 niños y niñas que participan en programa de apadrinamiento de Ayuda en Acción y están deseando recibir una carta de sus amigos de España.

Y si este año, te haces presente en la vida de la comunidad que apoyas escribiendo una carta al niño o niñas que apadrinas con Ayuda en Acción.

cartas apadrinamiento

3.- Ponerse en el lugar del otro. Ser más empático

La empatía es lo que sentimos cuando entendemos y compartimos de verdad las experiencias y emociones de otra persona; también lo es la capacidad de compartir los sentimientos de otros.

Ser empático es uno de los rasgos más valiosos que una persona puede poseer. Comunicarse empáticamente con nuestra familia, nuestros alumnos, clientes, empleados, compañeros de clase o trabajo nos ayuda a lograr todos nuestros objetivos, no solo aquellos solidarios.

Quizá este 2017 sea bueno que intentemos entender lo que es importante para las personas de nuestro entorno y lo hagamos una prioridad; de igual modo esas personas seguro que aprecian que nos preocupemos por ellos y nos ayudarán a conseguir nuestras metas de este año, convirtiéndolas también en una prioridad para ellos.

4.- Tratar de hacer las cosas de forma más sostenible

Hacer que las cosas cambien a mejor para siempre está en nuestras manos. Además de colaborar con una organización como la nuestra, puedes contribuir a transformar el mundo en el que vivimos modificando algunos hábitos de compra o ahorro.

La clave para conseguir un mundo mejor pasa, en buena parte, por generar condiciones económicas más justas y apostar por productos más responsables con el medio ambiente. Con un sencillo gesto como incorporar productos ecológicos o de comercio justo en nuestro carro de la compra estamos marcando la diferencia.

Si dispones de algunos ahorros o uno de tus objetivos para este año es empezar a ahorrar algo; puedes hacerlo con productos de Inversión Socialmente Responsable en los que los criterios tradicionales de liquidez, riesgo y rentabilidad se combinan con criterios éticos, sociales y ambientales, haciendo que nuestro dinero se invierta de una manera sostenible y responsable.

5.- Recordar por qué nos hicimos socios, colaboradores o voluntarios

Independientemente de si estamos pasando por una mala racha o disfrutamos de nuestro mejor momento personal y profesional, nunca debemos olvidar por qué dimos el paso a colaborar.

La mayoría de nosotros, en un momento dado, tuvimos la idea de hacer del mundo un lugar mejor, desde nuestras posibilidades. Este año tenemos que tomarnos el tiempo necesario para recordar por qué nos embarcamos en el viaje de solidaridad y usar eso recuerdos para animar a otros dar un paso adelante. Esto es algo que de verdad puedes hacer en un solo minuto.