Toñi Moreno: “Si todos diésemos un poco de ayuda y nos pusiéramos en acción, este mundo sería mejor”

Toñi Moreno Ayuda en Acción
31-8-2018

Autor : Alberto Casado, responsable de campañas de Ayuda en Acción

Radio Sanlúcar, Telesanlúcar, Antena 3, TVE, Telecinco y Canal Sur, gaditana como es ella, son algunos de los medios de comunicación en los que la periodista Toñi Moreno, una de las comunicadoras más queridas por el público, ha trabajado en su larga carrera. Hoy nos acercamos un poco más a ella porque este verano hemos tenido la fortuna de toparnos en su camino gracias a nuestros amigos de Canal Sur y se ha sumado a nuestra campaña #SomosAyuda. Lo primero que decidió hacer fue venir con Ayuda en Acción a Guatemala para conocer mejor el trabajo que hacemos y cómo lo hacemos. En pocos meses y en Canal Sur podremos ver el resultado de su viaje, pero no hemos querido perder la oportunidad de conocer cuáles son sus motivaciones.    

P.- Toñi, eres una gran comunicadora a la que mucha gente conoce como presentadora de programas de televisión.  En tu trayectoria profesional has conocido a personas sensibles a las injusticias y a los problemas de los demás. ¿Crees que en España la gente es solidaria?

R.-Sí, en España la gente es muy solidaria. Mucho. No es solo una sensación, tengo las pruebas que lo confirman… por ejemplo, somos el país con mayor número de donantes  de órganos, ¿te parece poca solidaridad? En estos años de crisis económica presenté varios programas de televisión en Canal Sur y TVE que eran pura solidaridad. La gente ayudaba de una manera que se te ponían los vellos de punta. Volvías a creer en la condición humana después de cada programa. 

P.- Es una pregunta tópica en un día como hoy, pero nos gustaría hacértela. ¿Qué es para ti la solidaridad?

R.- La solidaridad es, como dijo una poetisa, la ternura de los pueblos. Es la única manera que tenemos de sentirnos dignos. El que mejor se siente no es el que recibe, sino el que da. 

P.- Has viajado con Ayuda en Acción a Guatemala y allí has conocido personalmente cómo viven las personas a las que estamos apoyando. En tu opinión, ¿cuáles son las principales carencias que tienen?

R.- Es duro saber que todavía hay niños que mueren de hambre. Suena duro, pero es la realidad que me he encontrado en Guatemala. Los niños son los más vulnerables… ha sido duro, durísimo. Este año, además, el tiempo se ha llevado por delante la cosecha, y la situación es catastrófica. Un ejemplo más de cómo se traduce para muchas personas los efectos del cambio climático. 

P.- A menudo se cree que la extrema pobreza es la que afecta principalmente a África, pero también hay otras muchas regiones, como las zonas rurales que has visitado en Guatemala realmente castigadas por la pobreza. ¿Qué ha sido lo que más te ha impactado de la realidad que has conocido en Guatemala?

R.- Desgraciadamente, la extrema pobreza se sigue dando todavía en muchas partes del mundo. Las principales carencias que tienen las personas que he conocido allí son las básicas. NO tienen agua en sus casas, tienen que ir a un charco a cogerla a tres horas andando y esa agua no tiene ninguna garantía. Por supuesto, la falta de alimentos que proporcione una alimentación saludable… Se alimentan a base de maíz y frijoles…  ¡y eso el día que tienen para comer! Es la pobreza más demoledora que he conocido. 

P.- En Guatemala, además de conocer la realidad de las familias a las que apoyamos, también has podido comprobar las condiciones en las que trabaja el personal de Ayuda en Acción sobre el terreno. ¿Qué opinión tienes sobre el trabajo de los profesionales que has conocido?

R.- Me quedo con la lucha de la gente de Ayuda en Acción sobre el terreno. A veces, yo me venía abajo y me parecía que aportaba poco estando allí. Ellos me convencieron de que todos tenemos un papel que hacer y que si todos hiciéramos un poco, un mundo mejor es siempre posible. 

P.- Por último, hay  muchas personas que aun sabiendo las necesidades que existen, argumentan múltiples razones para no colaborar con las ONG o con causas solidarias. Qué les dirías.

R.- Os tengo que decir una cosa… yo era bastante reacia a colaborar con ninguna ONG porque tuve alguna mala experiencia que no viene al caso. Me informé sobre el trabajo de Ayuda en Acción con gente que había estado sobre el terreno y decidí que iba a confiar en ellos. Llegan donde no llega nadie y atienden a los pueblos olvidados. Una pequeña victoria  para ellos es que una familia con niños pueda tener agua en su casa, o que un niño pueda alimentarse con todos los nutrientes, o que quien quiera estudiar, pueda hacerlo… Si todos diésemos un poco de ayuda y nos pusiéramos en acción, este mundo sería mejor.