Categorías

Trabajo Social: una profesión solidaria

28-02-2018 Lectura 4 Minutos

Si te estás preguntando en qué consiste estudiar Trabajo Social y estás pensando en comenzar estos estudios universitarios, debes tener en cuenta que es una profesión vocacional. Es decir, necesitas tener un alto grado de motivación y ser una persona con ciertas características. Veamos qué quiere decir todo esto.

Si eres una persona que se preocupa por los demás y a la que le afectan las injusticias sociales, estudiar esta carrera puede hacer que, además de tener una profesión con la que ganarte la vida, puedas desarrollarte como persona. 

Sin embargo, la tarea de un trabajador o trabajadora social no es realizar obras de caridad, sino actuar con los conocimientos profesionales adecuados en las situaciones sociales en las que existen conflictos, desigualdades, desajustes sociales y ciertas situaciones de necesidad personal, familiar y social. 

Un poco de historia

Esta carrera universitaria nace de la necesidad de intervenir en situaciones de desigualdad social, ya que las sociedades presentan fallos que aumentan las condiciones de pobreza y marginalidad de ciertos sectores, grupos o individuos.

De hecho, el origen de esta interesante carrera universitaria lo encontramos en Inglaterra, en plena revolución industrial. El concepto fundamental que maneja esta profesión es el de bienestar social, en su sentido amplio.

¿En qué consiste la carrera de Trabajo Social?

Para empezar, el Grado de Trabajo Social consiste en cuatro años de formación universitaria. Fundamentalmente, la meta consiste en adquirir los conocimientos y habilidades necesarios para evaluar, diagnosticar y proponer planes de solución a los diversos problemas y conflictos sociales.

Los objetivos consisten en dotar de herramientas a las personas y los grupos con determinadas desventajas o problemáticas, para que resuelvan  por sí mismos o con la menor dependencia posible su situación. Seguramente habrás escuchado la frase “enseñar a pescar es mejor que dar el pescado”. Es decir, las funciones de un trabajador o trabajadora social son fomentar las capacidades y motivar a que las personas y los grupos progresen y subsistan por sí mismos.

Tiene 10 años y aún no ha visto el mar.

Lo que se estudia

Independientemente de la ciudad o universidad donde vayas a estudiar, en las que debes informarte del plan de estudios concreto, vamos exponer las asignaturas que, prácticamente, estudiarás en cualquier universidad de nuestro país. Tendrás que estudiar y tener conocimientos sobre diferentes materias relacionadas con los ámbitos de acción de estos profesionales. Las materias comunes son:

– Derecho.

– Modelos diferentes de Trabajo Social.

– Psicología.

– Sociología.

– Política social.

– Antropología.

– Economía.

– Métodos de investigación social.

– Servicios sociales.

– Habilidades sociales y de comunicación (tanto personales como colectivas).

– Estructura social.

– Metodología aplicada al Trabajo Social.

– Investigación y Diagnóstico en Trabajo Social.

– Gerencia y régimen jurídico de las organizaciones sociales.

– Salud, dependencia y vulnerabilidad social.

Y muchas otras que son optativas, todas relacionadas con la acción del trabajador/a social dentro de la sociedad. Además, tendrás que realizar un número determinado de horas de prácticas en una organización social y un trabajo de fin de grado.

Como ves, son estudios muy completos y que te van a a capacitar profesionalmente para actuar en cualquier ámbito social en el que existan necesidades especiales de la población.

Cuestión de personalidad

Estudiar esta carrera tiene que ver -y mucho- con tu forma de ser y estar en el mundo. Tiene mucha relación con tu necesidad de ayudar a los demás, pero también tienes que ser una persona capaz de interesarte por los problemas ajenos de manera genuina, es decir, ser una persona empática.

Trabajar y ayudar a personas que se encuentran en situaciones de exclusión social y marginalidad no son unas tareas fáciles ni que pueda llevar a cabo todo el mundo. Además, debes estar dispuesto a trabajar e interactuar en poblaciones con graves problemáticas sociales. 

Muchas personas que estudian Trabajo Social han hecho o hacen voluntariado en organizaciones solidarias del ámbito social y conocen lo que esto significa. Si eres una de estas personas, seguramente, es interesante que te plantees estudiar esta carrera universitaria, ya que puedes hacer profesión de tu vocación. Además, con mayores conocimientos y habilidades, podrás ayudar y llegar de manera más eficaz a los diferentes problemas y necesidades sociales.

El trabajo social puede estar muy relacionado con la Acción social. Te dejamos la siguiente entrada al blog Ayuda social: ¿en qué consiste?, seguro que también te interesa.

Trabajo social voluntario

¿Dónde puede desempeñar sus funciones un trabajador social?

A muchas personas se les ocurre que un trabajador social siempre cumple su cometido en una organización social. Sin embargo, existen muchos ámbitos en los que estos profesionales pueden prestar sus aportaciones. Vamos a mencionar los más habituales.

Servicios Sociales del Sistema Público: en muchas ocasiones, puedes acceder por oposición o a través de las bolsas de empleo. Podrás trabajar en los servicios que el Estado presta a la comunidad, a través de Ayuntamientos, centros de salud, servicios a personas mayores, servicios de atención a la infancia, centros de acogida, centros residenciales, servicios de atención a las personas sin hogar, atención a mujeres, servicios de atención a discapacitados o servicios de atención a inmigrantes o refugiados. 

Como imaginarás, las acciones son innumerables. Hay tantas posibilidades como grupos sociales desfavorecidos. 

– en el ámbito de la Justicia: hay trabajadores sociales en los juzgados de menores y familia, violencia de género o instituciones penitenciarias.

– en el ámbito laboral: en ayuda y atención a las personas trabajadoras, para informarles y apoyarles en sus derechos laborales, así como en la obtención de prestaciones sociales.

– en el ámbito de la vivienda: existen numerosos programas de estudio, promoción y adjudicación de viviendas de protección pública o social.

– en Organizaciones No Gubernamentales: son organizaciones que intervienen en determinados sectores sociales desfavorecidos. No tienen ánimo de lucro y requieren estos profesionales tanto para intervenir directamente en la población como para gestionar los recursos de la ONG. 

Actualmente hay muchos más ámbitos en los que un trabajador social puede desarrollar su función y profesión, como en políticas y planes de igualdad, cooperación internacional, peritaje social y mediación familiar y comunitaria. 

En conclusión, el trabajo social es una profesión que requiere una importante formación académica, pero no solamente eso. Un trabajador social es una persona que tiene una determinada forma de ser. El altruismo, los valores solidarios, la empatía y las habilidades de comunicación y sociales forman parte de su capacitación como profesional. Trabajo Social siempre será una profesión necesaria, ya que como ves, las necesidades de grupos y personas desfavorecidas en nuestras sociedades requieren intervención, ayuda y apoyo.