Categorías

Los problemas del agua en África

19-12-2017 Lectura 4 Minutos

Los problemas del agua en África son un obstáculo real que sufren sus habitantes. Históricamente hay escasas lluvias durante el año, por lo que nos encontramos ante regiones propensas a padecer largos y continuos episodios de sequía. Pero, además, el cambio climático está recrudeciendo aún más los problemas de agua, lo que contribuye a la evaporación de enormes cantidades de agua en los ríos y lagos de África (además de favorecer los incendios), y esto se traduce en una gran pérdida de recursos naturales.

Teniendo en cuenta la situación de desventaja por la falta de infraestructuras en estas regiones y que las fuentes de agua existentes se encuentran altamente contaminadas, las consecuencias de las sequías son especialmente graves en el continente africano. Por un lado, los largos periodos de sequía suponen un importante lastre para la actividad económica en África, además de ser un causante directo de las hambrunas y muertes por deshidratación.

Teniendo en cuenta que la ganadería -pero fundamentalmente la agricultura- precisan de enormes cantidades de agua para producir, los ingresos de los agricultores locales se van a ver fuertemente mermados a causa de la continua y creciente escasez de lluvia. Además, la falta de alimentos derivada de la sequía incide en la necesidad de las poblaciones, cuya demanda queda insatisfecha, por lo que los gobiernos se ven forzados a importar la gran mayoría de los productos de consumo básicos, aumentando la deuda externa, lo que supone un importante freno al ya de por sí débil desarrollo económico y social de la región.

Esto nos demuestra que la importancia del agua para la vida es indiscutible. Los seres humanos necesitamos disponer de fuentes de agua potable para poder mantener la buena salud, además de para cocinar nuestros alimentos y cuidar nuestra higiene de forma óptima. No obstante, en la actualidad son muchos los seres humanos que sufren los problemas derivados de la falta de agua: se estima que en torno a los 1.200 millones.

Se considera que hay escasez de agua cuando no existen suficientes recursos para poder abastecer las demandas de agua presentes (o de un futuro próximo) de un lugar determinado.

La tierra está compuesta de agua en un 70 %, del cual solamente el 3 % es agua dulce. Además, de la cantidad total de agua dulce solo tenemos disponible un tercio, puesto que el resto se encuentra contenido en forma de glaciar (y por lo tanto, no puede ser consumida por el ser humano). Esto arroja una cifra final redonda: solo el 1 % del total del agua terrestre es apta para el consumo humano, una cantidad que será finalmente menor, teniendo en cuenta que la actividad económica humana contribuye enormemente a contaminar la poca agua dulce de la que disponemos (al menos, comparativamente hablando). 

263 millones de niños y jóvenes en el mundo no pueden ir al colegio.

A día de hoy se sabe que los problemas de salud derivados de la escasez y el consumo de agua contaminada son muy graves, además de muy numerosos: deshidratación, hambrunas, mortalidad infantil, enfermedades causadas por la falta de higiene, diarreas, disentería, cólera… Además, y especialmente en África, el agua contaminada es uno de los mayores aliados a la hora de expandir el VIH por todo el continente.  

Pero además de todo lo anterior, los problemas relacionados con la escasez de recursos hídricos en África han aumentado considerablemente la inestabilidad política y la violencia en la región: no en vano, los pozos de agua están situados normalmente en zonas muy alejadas de los poblados más humildes, y las grandes infraestructuras se concentran en muy pocos núcleos urbanos. Por estos motivos, los desplazamientos o “migraciones forzadas” en busca de agua potable son bastante frecuentes en las poblaciones de África, un. hecho que genera conflictos y tensiones, fomentando la aparición de las conocidas como “guerras del agua”. Muertes y más muertes tan solo por querer beber agua, algo que en Europa tenemos más que garantizado.

Si nos preguntáramos por qué ocurren estos problemas del agua en África, sin duda encontraríamos más de una respuesta (muchas de las cuales tienen mucho que ver con las políticas llevadas a cabo desde Occidente y con la actividad de sus transnacionales). Sin embargo, una de las causas indiscutibles que explica la escasez de agua en África la encontraremos en las constantes sequías que sufre el continente.

Cómo enfrentar los problemas derivados de la falta de agua en África

Conseguir agua potable y limpia se ha convertido en todo un reto diario, fundamentalmente para las personas que habitan en las regiones subsaharianas. Muchos seres humanos suelen pasarse días enteros en busca de fuentes de agua, un hecho que exige tomar medidas de emergencia lo antes posible.

Son muchas las estrategias que pueden afrontarse al respecto de esta problemática, pero lo más importante en este tema es la concienciación de la ciudadanía. No en vano, el agua que gastamos cuando nos pasamos cinco minutos de más en la ducha, podría llegar a cubrir las necesidades de una familia subsahariana durante un día.

Ser conscientes de este problema implica también exigir a los gobernantes el mantener un compromiso humanitario que favorezca la implantación de sistemas de reutilización y reciclaje del agua (como por ejemplo son las desalinizadoras), además de mejorar los sistemas de almacenaje y gestión de los recursos hídricos ya existentes en África.

Asimismo, puedes colaborar con multitud de organismos y organizaciones que trabajamos en el continente, como Ayuda en Acción, firmemente comprometida y consciente de la enorme importancia del agua para mejorar las condiciones de vida de las poblaciones locales y alcanzar un desarrollo económico y social en la zona que favorezca el autoabastecimiento y el autosustento en el continente. 

Post relacionados

Sostenibilidad

La escasez de agua, un problema mundial

Estamos acostumbrados a abrir el grifo y que salga agua. Sin preguntarnos más ni plantearnos por qué. Para beber, para ducharnos, para regar las plantas, para lavar la ropa, para ...

Solidaridad

Falta de agua: los pozos de agua son vitales

La falta de agua en la localidad de Hucula (Mozambique) plantea un serio problema para el desarrollo. Los pozos de agua son vitales en lugares donde el acceso a agua ...

Mujer

Cómo mejorar la vida de las mujeres en países en desarrollo

Para mejorar la vida de las mujeres hay que prestar atención a cómo les afecta a ellas la falta de agua y la gran importancia que tiene en su vida. ...