Categorías

Voluntariado: la mejor manera de ser y hacer feliz

17-01-2018 Lectura 4 Minutos

¿Uno de tus propósitos de año nuevo es vivir una experiencia única? Entonces lo tienes muy fácil: el voluntariado es la solución. Cada vez tenemos más oportunidades de ser más conscientes de la vida que llevan algunas personas en el otro lado del mundo y es por ello por lo que no debemos quedarnos mirando. Resulta muy importante pasar a la acción y mejorar todas esas situaciones que impiden el desarrollo de muchas sociedades.

Hoy en día podemos encontrar muchas ONG con las que podemos colaborar en la ayuda a las personas desfavorecidas que lo necesitan y, además, con las que viviremos una experiencia maravillosa, que será beneficiosa tanto para las personas a las que ayudemos como para nosotros mismos.

Las Organizaciones No Gubernamentales de desarrollo tienen siempre un objetivo social o medioambiental con fines humanitarios, son independientes de la Administración Pública y nunca cuentan con un afán lucrativo. Esto permite a este tipo de organizaciones poder trabajar a largo plazo, sin las trabas que puede presentar la necesidad de beneficios monetarios a corto plazo.

En Ayuda en Acción, guiados siempre por la lucha contra la pobreza y la desigualdad, trabajamos desde 1981 para que estos problemas tengan soluciones y nos encontramos presentes en 19 países diferentes de los cuatro continentes

Creemos que la única manera de conseguir nuestros objetivos es siendo fieles a unos valores que, para nosotros, son indispensables, tales como los derechos humanos y la posibilidad de una vida digna para todas las personas, un modo de actuar transparente, el esfuerzo colectivo y la independencia de nuestra organización, en cuanto a temas religiosos o políticos.

Nuestros principales puntos de trabajo son la pobreza, la desigualdad, la vulnerabilidad, la exclusión y la sostenibilidad

La teoría puede sonar muy fácil, en especial, si la escuchamos desde la calidad de vida de un país desarrollado, en el que podemos disfrutar de nuestros derechos; pero es importante que seamos conscientes de que, en otros lugares del planeta, las palabras “derechos humanos” no tienen, prácticamente, ningún valor.

Una de las tareas fundamentales, dentro de nuestra labor, es la de llevar el conocimiento allá donde vamos, para que todas las personas sean conocedoras de sus derechos y puedan ejercerlos con plena libertad.

Es importante recalcar también que no solo actuamos en países en vías de desarrollo, sino que también nos encontramos presentes en España. No hay que irse muy lejos para ayudar

Ahora que ya nos conoces un poco más, hablemos de la práctica.

¿En qué consiste un voluntariado?

Conocemos como voluntariado el trabajo que realizan ciertas personas de manera desinteresada para ayudar a una comunidad o proteger el medio ambiente. Este trabajo debe cumplir tres características básicas: ser desinteresado, perseguir un fin positivo y que ese fin esté justificado y corresponda a una necesidad real.

voluntariado

¿Qué tipos de voluntariado existen?

Podemos encontrar distintos tipos de voluntariado. Uno que se realiza en un país diferente al de nuestra propia residencia, también conocido como “voluntariado internacional” y “turismo o viaje solidario”. Pero, como indicábamos antes, también podemos colaborar en nuestro país y formar parte de un voluntariado de cooperación en sede.

Quizá una de las cosas más interesantes de vivir la experiencia de realizar un voluntariado sea que, cuando volvemos de nuestros destinos a nuestros hogares o nuestra zona de confort, nos damos cuenta de que, además de ayudar a todas esas personas, nos hemos ayudado a nosotros mismos. Cuando nos damos a los demás, estamos creciendo como personas. Un voluntariado es también una manera maravillosa de conocer otras culturas y otros modos de vida muy diferentes a los que estamos acostumbrados, lo que, asimismo, nos podrá proporcionar una visión más global de lo que es la vida fuera de las fronteras de nuestra propia casa y nos ayudará a dar valor a las cosas que realmente lo merecen.

Puede que, en algunas ocasiones, la primera reacción de un voluntario al volver a la comodidad de su vida diaria sea la de sentirse mal por las cosas que tiene, pero debe ocurrir siempre todo lo contrario. Debemos darnos cuenta de lo afortunados que somos y dar gracias por ello.

Además, en cuanto al crecimiento personal, un voluntariado nos ayudará a conocernos mejor y disfrutar más del tiempo con nosotros mismos. De esta manera, estás ayudando a personas que lo necesitan y esas mismas personas, muchas veces sin darse ni cuenta, te devuelven esa ayuda en forma de felicidad y plenitud personal.

Pero, si no tienes posibilidad de viajar o hacerte voluntario, también puedes hacerlo desde tu casa, apadrinando a un niño que lo necesite

Apadrinando a un niño o niña ayudarás a mejorar su vida, en cuanto a salud, educación, alimentación o seguridad. Todos estos ámbitos nos parecen fundamentales y hay muchos niños y niñas que no pueden disponer de ellos. Además, podrás crear una relación de amistad con esa persona que hayas apadrinado y siempre conocerás los progresos que lleven a cabo, tanto el niño apadrinado como la comunidad en la que resida.

Y, aunque sabemos que vivir un voluntariado es una de las experiencias más gratificantes de las que una persona puede formar parte, nuestro objetivo principal es que llegue el momento en el que nuestra ayuda no sea necesaria, ya que se habrán conseguido erradicar todos los problemas de los que hemos estado hablando. Por ello, trabajamos con proyectos que tienen una media de duración de 15 años, tiempo en el que esperamos que las comunidades aprendan a continuar solas, desarrollarse y crecer de una manera sana y libre.

Siempre hay algo que podemos hacer. Entra en nuestra página web, www.ayudaenaccion.org, y conoce los diferentes proyectos en los que trabajamos y en los que puedes colaborar. Recuerda que no te va a hacer falta irte muy lejos para encontrar personas que necesitan tu ayuda y, gracias a ella, serán un poquito más felices.

Realiza un voluntariado, dado que es una manera muy sencilla y satisfactoria de ser feliz y hacer felices a los demás. ¡Anímate con la experiencia!

Post relacionados

Voluntariado

Voluntariado Bolivia: aprendiendo a mirar

Llegamos al hogar un día atípico en Cotoca, distrito de Santa Cruz de la Sierra. Hacía mucho viento y el frío se calaba en los huesos. Cansados, los hermanos nos ...

Voluntariado

Voluntariado en Nicaragua: “Ser voluntario para mí significa saber dar y entregar todo lo que uno sabe”

No es fácil despertarse de un día para otro en un nuevo país, lejos de casa, inmerso en otra cultura y tener que dejar atrás por un corto, pero intenso ...

Voluntariado

Tres formas de hacer voluntariado

Hay muchas formas de hacer voluntariado: viajando al país en el que hay unas necesidades concretas, haciéndolo Aquí también, en España o incluso sin movernos de casa… Son muchas las ...