Voluntariado en Latinoamérica: formas de ayudar

voluntariado en latinoamérica
1-5-2018

Autor : Nora Benito: Equipo de comunicación y contenidos de Ayuda en Acción

¿Alguna vez te has planteado realizar un voluntariado en Latinoamérica o en otros continentes, pero no has terminado de decidirte? Una de las formas de conocer de primera mano cómo se trabaja y cómo se destinan los fondos recaudados es vivirlo en persona.

“Se da más de lo que se recibe”, así lo describen numerosas personas que han realizado un voluntariado con Ayuda en Acción. Juan Pedro, que viajó a Comarapa, en Bolivia, resume así su experiencia de voluntariado en Latinoamérica: “Ha sido mi primer viaje como voluntario de Ayuda en Acción, un viaje sin duda para recordar y repetir. Un viaje que hace que la vida tenga más sentido. Ayudar, ayudar porque sí, sin más, sin esperar nada, sin más porqués. Servir y ser útil para que otros vivan un poco más dignamente, siendo dueños de sus vidas”.

A la hora de realizar un voluntariado en Latinoamérica se promueve la participación individual para buscar el bien colectivo. Muchas personas de manera altruista deciden embarcarse en un viaje que contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas y de la sociedad en general. Una decisión individual que pone el foco en las personas, pero que también permite tener otras visiones diferentes.

No obstante, hay que ajustar las expectativas de realizar un voluntariado en Latinoamérica a la realidad; el trabajo de Ayuda en Acción se basa en el largo plazo, ayudando a al desarrollo de las capacidades y entendiendo que las carencias de las personas no son necesidades por cubrir, sino una expresión de los derechos a los que deben acceder, de ahí que promovamos que las personas sean las protagonistas de su propio desarrollo.

Una de las formas de ayudar también consiste en contar a nuestros amigos y familiares lo que se está realizando para luchar contra las desigualdades cuando volvamos de vivir esta experiencia. Ver en primera persona la labor es la mejor muestra de transparencia para una ONG.

Para corregir los hábitos higiénicos y de alimentación, para entregar filtros potabilizadores de agua, para mejorar la calidad educativa, para promover actividades recreativas, para perfeccionar la comprensión lectora, como apoyo pedagógico… Son muchas las formas de apoyar en numerosos ámbitos y muy distintas las habilidades que se requieren a la hora de hacer un voluntariado.

Realizar un voluntariado en Latinoamérica: qué pasos hay que dar

Quizá te hayas planteado realizar un voluntariado en Latinoamérica, has tomado la decisión y ya sabes cuándo tienes tiempo disponible, pero ¿y ahora qué?

1. Lo primero que tendrás que hacer es elegir la ONG u organización con la que quieres hacerlo según tus intereses y los recursos demandados.

2. Una vez decidido, tendrás que cumplimentar una serie de formularios de inscripción y, dependiendo del tipo de voluntariado, correrás a cargo de unos gastos u otros que, por lo general, incluyen el pago de los vuelos y los gastos de alojamiento y manutención.

3. Dependiendo de la organización, generalmente antes de partir deberás realizar una formación para conocer de antemano qué vas a hacer en terreno, qué se requiere de ti, consejos sobre cómo viajar con seguridad, puesta en conocimiento del contexto… Así estarás más prevenido para conocer si el voluntariado se ajusta a tus expectativas.

Es importante pasar a la acción: no te quedes mirando ante las desigualdades, actúa. Si no te planteas la opción de realizar un voluntariado internacional tienes más opciones: si prefieres no tener que desplazarte o no dispones de mucho tiempo, pero quieres luchar por construir un mundo un poco más justo, puedes realizar un voluntariado digital con Ayuda en Acción. Desde casa, sin prisas y a golpe de clic. ¿Hay algo más fácil?

7 buenas razones para apadrinar