El IES Vall de la Safor escribe a su amigo Miguel Ángel de Bolivia