Innovación frente a la emergencia climática en Etiopía: el seguro ganadero

30-09-2020 Lectura 2 Minutos
Begoña Rodríguez Pecino
Comunicación y contenidos

Etiopía es uno de los países del mundo más afectados por la emergencia climática. Agua potable, formación, sensibilización, comercialización, educación… Son muchas las formas en las que apoyamos a las familias más castigadas por sus efectos. Hoy queremos hablarte de una de nuestras herramientas más innovadoras: el seguro ganadero.

Seguro ganadero en Etiopía: un salvavidas frente a la sequía

Para muchas comunidades de Borena, en la región etíope de Oromía, el ganado es fundamental para abrirse paso entre la pobreza y la desigualdad. Tener cabras, ovejas o camellos puede suponer la diferencia entre comer cada día o pasar hambre, o entre ir a la escuela o tener que quedarse en casa trabajando, a pesar de ser menor.

Desde hace varios años hay un enemigo que está acabando con el ganado etíope: la sequía. Anualmente se pierden entre 300.000 y 500.000 cabezas de ganado debido a la falta de agua asociada al fenómeno de El Niño y otros fenómenos climáticos extremos. Sin lluvia no hay agua ni pasto, por lo que los animales enferman y mueren, dejando en la cuerda floja a miles de familias.

El seguro ganadero sirve para que, ante las señales de sequía y falta de pasto, las familias puedan anticiparse al desastre y recibir una compensación económica que les permita actuar a tiempo para salvar sus animales. Enseguida te contamos cómo funciona este innovador mecanismo.

¿Qué es el seguro ganadero y por qué es innovador?

seguro ganadero EtiopíaEl seguro ganadero que promovemos en Borena se llama IBLI. Se trata de las siglas en inglés para “Index-Based Livestock Insurance”, que significa “Seguro de ganado basado en índices”. Gracias a un sistema satelital, IBLI mide una serie de indicadores relacionados con los efectos de la sequía.

Tomemos como ejemplo un indicador muy importante: la superficie de pasto disponible. Cuando el sistema detecta que esta superficie está por debajo de los parámetros normales… ¡se activa la alarma de posible sequía! La persona asegurada recibe entonces una compensación económica que le permite reaccionar a tiempo para no tener que perder su ganado. Este dinero le permite tomar decisiones como contratar un servicio veterinario, comprar medicamentos o alimentos, o incluso migrar a otras zonas, entre otras opciones.

En definitiva, se trata de evitar las pérdidas y no de esperar a que se produzcan. Y aquí es donde residen la innovación y el éxito de este seguro. El objetivo es acabar con los incentivos perversos de algunos seguros tradicionales donde, bajo ciertas condiciones, los ganaderos pueden incluso preferir que su ganado muera para recibir un pago.

Ayuda en Acción y AECID participan en un seguro ganadero en Etiopía basado en un novedoso sistema satelital de alerta. Click Para Twittear

Próximos pasos

Aún falta mucho para que el seguro ganadero se extienda en Etiopía. Se calcula que hasta el momento alrededor de 3.000 hogares se han sumado a este mecanismo en un país con más de tres millones de pastores afectados por la sequía.

Desde Ayuda en Acción trabajamos para que cada vez más personas puedan proteger su ganado con herramientas como el IBLI. Gracias a dos proyectos recientes con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo hemos ayudado a más de 740 hogares a asegurar un total de 3.350 cabezas de ganado. Pero nuestros esfuerzos no acaban aquí. La emergencia humanitaria en Etiopía continúa, así que seguiremos junto a las familias más vulnerables para que puedan hacer frente a los retos de la crisis climática.

banner-emergencia-humanitaria