Información sobre la COVID-19: clave para la prevención en Uganda

23-03-2021 Lectura 5 Minutos
Julián Donoso
Vínculo solidario

En Uganda la información sobre la COVID-19 ha sido clave para la prevención. La población se tomó muy en serio la pandemia desde el principio porque pudieron ver de primera mano que la enfermedad realmente podía llegar a ser mortal. Aunque la tasa de muertes a causa del virus en Uganda no es tan alta como en otros países, ha habido muertes entre el personal médico, políticos y personalidades de perfil alto.

La tasa de recuperación en este país, donde Ayuda en Acción está presente desde 1994, también es grande. Sin embargo, aún se desconocen las consecuencias a largo plazo de quienes se han recuperado. La completa falta de conocimiento sobre cómo se propaga la COVID-19 entre la población hizo que la información y la sensibilización fueran prioridad absoluta.

El nivel de información suele corresponderse con el nivel de educación. Las personas más vulnerables –que también son las que menor acceso a educación tienen– prácticamente no pueden obtener información veraz y están expuestos a bulos. Además, si la gente está informada, las medidas de control serán más efectivas.

Información para combatir el miedo a la COVID-19

La ignorancia y el miedo van siempre de la mano, lo que en el caso del distrito de Adjumani, West Nile, donde trabajamos desde 2018, provocó situaciones de alarma. Al comienzo de la pandemia, algunos ciudadanos chinos fueron arrestados porque de camino al Congo debían cruzar Uganda; la gente pensó que venían a propagar el virus de manera deliberada. El gobierno les realizó tests con resultados negativos y se pudo confirmar a la población que no se trataba de un ataque. Por otro lado, también se pensó que los conductores de camiones que entraban a Uganda procedentes de Kenia, Tanzania y Ruanda tenían el virus. Se decía que algunos camioneros tuvieron relaciones con chicas y las contagiaron. Por eso,  cuando llegaban a los mercados, la gente no quería que se detuvieran por temor al contagio, provocando situaciones violentas y desabastecimiento.

En Uganda los bulos sobre la COVID-19 fueron frecuentes al principio. Hoy hay un gran seguimiento para evitar la propagación del virus. Conoce cómo se ha conseguido. Click Para Twittear

También ha habido casos de abuso por parte de personas que se aprovechan de la situación alegando subidas de precios por dificultades derivadas de la pandemia. Especialmente significativa ha sido la subida de tarifas de quienes proporcionan servicio de transporte de personas, haciendo que la situación de los más pobres sea aún más difícil.

Beber alcohol se convirtió en una práctica común entre las personas de los distritos de Moyo, Obongi y Adjumani porque algunos decían que así se evitaría el virus. Otros dijeron que tomar zumo de limón los haría inmunes a la COVID-19. También es creencia general pensar que el calor puede matar el virus. Incluso el presidente del país dijo en su día que Uganda tiene mejores cifras de casos debido al clima cálido. La tasa de mortalidad en el West Nile es baja, por lo que mucha gente continúa creyendo que efectivamente puede ser cierto.

Llevar información sobre la COVID-19: ¿con qué herramientas?

Desde Ayuda en Acción trabajamos en una intensa labor de concienciación e información en el distrito Adjumani. La labor de coordinación  con el gobierno para transmitir los mensajes a la población es fundamental. Aportamos el valor agregado de sensibilizar en madi, la lengua local, para que todas las personas que nos escuchan puedan entender qué hacer (y qué no es necesario hacer) para evitar el contagio y la difusión del virus.Información para evitar contagios por COVID-19 en Uganda: lavado de manos

Nos cuentan Simon y Walter, compañeros de Ayuda en Acción en Adjumani que culturalmente, la forma en que las personas tienen de relacionarse entre sí, implica contacto físico: saludos, sentarse juntos:

Es muy difícil sacar a la gente de estos usos en la comunidad. Cambiar esos hábitos era necesario pero difícil. Por otro lado, como actores humanitarios, siempre interactuamos con las comunidades y debemos tener cuidado de no estar expuestos nosotros mismos, así como de no exponerlos a ellos (Simon, trabajador de Ayuda en Acción en Uganda).

La radio

Desde el principio estaba muy claro que la COVID-19 debía tomarse en serio. La gente cumplió con las medidas adoptadas por el gobierno para luchar contra la enfermedad. La manera perfecta de llegar a la gente en ese contexto (la gente apenas tiene acceso a televisores) era a través de la radio. En Uganda nuestros equipos están utilizando la transmisión de radio local para crear anuncios y programas de entrevistas capaces de crear conciencia para prevenir el contagio del coronavirus. Explicamos cómo hay que lavarse las manos o hablamos de la importancia de mantener la distancia de seguridad.

Pero también abordamos otros aspectos que parecieran no estar relacionados con la pandemia pero que en realidad están íntimamente relacionados. El aumento de violencia infantil o de embarazos precoces son algunos de ellos.

El teatro

Con nuestros socios locales Ceford hemos apoyado a grupos de teatro para transmitir mensajes de concienciación a la población. Es una forma excelente de dirigirse a las personas:

Hemos descubierto que el teatro realmente funciona. Nuestros socios tenían ya experiencia previa en teatro para exponer diferentes temas en las escuelas. Ahora ponemos esa experiencia en valor para realizar pequeñas piezas de teatro sobre COVID-19 en las comunidades (Walter, trabajador de Ayuda en Acción en Uganda).

Road drives

Con nuestros socios locales JRS también utilizamos road drives para llevar información sobre la COVID-19 a las comunidades. Esta actividad consiste en conseguir un vehículo, ponerlo en lugares públicos y dar información con micrófono y altavoces.

Mueves el coche allá donde esté la gente y hablas sobre las medidas para combatir el COVID-19 en los mercados, reuniones o mientras están en sus hogares (Walter, trabajador de Ayuda en Acción en Uganda).

Siempre que se realiza un road drive para llevar información a las comunidades se hace un trabajo previo de preparación. Pero si hay algo importante es contar con un DJ. Este se encarga de pinchar canciones para llamar la atención de la gente. Como no podía ser de otra manera, las canciones para la concienciar del virus que se han hecho tan populares en el país son fundamentales.

Debido a la importancia de la música en África, muchos artistas ugandeses pusieron su arte a disposición de la ciudadanía para educar y alertar sobre la COVID-19. Corona Virus Alert de Bobi Wine and Nubian Li; Corona Distance de Bebe Cool; Corona de Spice Diana X Fik Fameica; y Corona Virus de Grenade Official X Daddy Andre han sido alguno de los grandes éxitos en el país, y también en nuestros road drives.

Para hacer llegar información sobre la COVID-19 a las comunidades hablar con las autoridades locales es obligatorio. Con ellas acordamos los mensajes a transmitir y nos informan sobre los lugares donde podemos encontrar a la gente. Normalmente comenzamos tras el almuerzo, cuando la gente, que mayoritariamente trabaja en el campo, ya ha vuelto a sus casas. Los puntos de agua o los mercados son lugares de encuentro habitual y por tanto, enclaves ideales para desembarcar con toda nuestra información.

Qué hemos conseguido hasta ahora gracias a la transmisión de información sobre la COVID-19

En Adjumani y gracias a todas estas acciones puestas en marcha hemos conseguido:

  1. La población ha estado poniendo en práctica las medidas de seguridad que les hemos transmitido.

Se puede ver en las calles como la gente ha asimilado la información: se usan mascarillas en todas partes (Simon, trabajador de Ayuda en Acción en Uganda).

  1. En la mayoría de las instituciones públicas se cumplen con el protocolo anti COVID-19: uso de mascarillas, lavado de manos, prohibición de reuniones en espacios cerrados y mantenimiento dela distancia social.

  2. Las instalaciones de lavado de manos que Ayuda en Acción ha instalado se utilizan en los mercados y escuelas. La gente se ha acostumbrado a lavarse las manos de manera habitual.

  3. Los niños y niñas son conscientes de que se está produciendo una pandemia y de las medidas que deben tomar.

banner-blog-covid-2