Y tú, ¿qué harías con 536 euros?: la historia de un microcrédito en Etiopía

04-02-2019 Lectura 1 Minuto
Noemí García Cabezas
Comunicación y contenidos

Agegnehu Tesfaye tiene 23 años y forma parte de la Asociación Cooperativa de Ahorro y Créditos Tadesech Dorona, en la comunidad etíope de Janamora, uno de los lugares donde trabajamos en Etiopía.

La historia de Agegnehu es la de muchas otras mujeres etíopes: sin la oportunidad de terminar la escuela, nunca ha podido dedicarse a algo que no fuera trabajar en casa. Y siendo una mujer joven, las ganas de crecer son muchas. Tenía una idea de negocio pero no sabía cómo llevarla a cabo. Esta fue una de las razones que le empujó a inscribirse en la Asociación, gracias a la que pudo obtener un crédito inicial de 59 euros que le permitió iniciar su negocio. Poco después, pidió otro que le permitió comprar material adicional que ya le permite obtener beneficios, con los que cubrir los créditos concedidos.

536 euros han cambiado su vida, porque ahora es una mujer con su propio negocio, que es reconocida entre su comunidad como una emprendedora. Y además, ¡consigue ahorrar! Todo un éxito en un entorno donde la supervivencia es lo habitual en la vida de las familias con las que solemos trabajar. En Janamora esta cantidad supone la diferencia entre la autonomía personal y la dependencia o la pobreza extrema.

Ahora Agegnehu ha vuelto a la escuela: quiere ser contable y está ya estudiando una diplomatura. Ha podido comprar una casa en una zona semi-urbana y sueña ya con ser oficial de finanzas en su propia cooperativa. Porque ella sabe de dónde viene y cómo puede ayudar a otras mujeres como ella a tener un futuro más digno y autónomo.

La pobreza tiene rostro de mujer. ¡Cámbialo!