Ser mujer en Etiopía: de cuidadoras a protagonistas

31-01-2019 Lectura 2 Minutos
Noemí García Cabezas
Comunicación y contenidos

En Etiopía las mujeres aún siguen siendo las únicas cuidadoras en los hogares. De ellas depende, en gran parte, la alimentación de sus familias, incluyendo a sus hijos e hijas. Y aunque no lo creas, haber recibido una educación va a determinar la salud de toda la familia, sobre todo de los más pequeños, que requieren una alimentación más completa.

El acceso a la educación, formal y no formal, va a determinar por tanto las posibilidades de la infancia de Etiopía para salir adelante. Por eso, uno de los proyectos que llevamos a cabo en este país es la formación de mujeres destinada a mejorar y diversificar la dieta de su familia, algo que se completa con el reparto de semillas de vegetales que sin duda harán más completa la dieta familiar.

“Yo no sabía que en función de la edad, la alimentación de los niños debía ser diferente. Uno de mis hijos sufre malnutrición porque tenía una dieta no equilibrada”, nos cuenta Aynealem Tadesse, una mujer de Wolaita que, con cinco hijos, dispone de un pequeño huerto familiar que le permite cultivar productos para sus hijos. Con la formación que Ayuda en Acción y la organización local en la que nos apoyamos, Aynealem conoce ahora cómo mezclar los productos de su huerta en la dieta diaria de sus hijos, al mismo tiempo que veía que los productos tenían una mejor calidad, gracias a las semillas mejoradas entregadas.

Ninguna mujer del mundo debería ser invisible. Defiende sus derechos.

No solo alimentación

Los problemas de mujeres como Aynealem no se quedaban solamente en la alimentación familiar, ya que de hecho muchas de ellas se veían limitadas por ese rol de cuidadoras. No existían espacios de igualdad en los que mujeres como ella pudieran defender sus posiciones o simplemente hacer lo que ellas creían que era lo mejor.

“Las mujeres aquí hemos sido empujadas a ser dependientes y dóciles”, nos decía Tenaye Haile, una de las alumnas de la Escuela Awrada, que con 14 años ya puede ver lo que ha cambiado su entorno gracias a la formación, la sensibilización y el apoyo económico que desde Ayuda en Acción damos a las mujeres etíopes: “ahora las niñas y las mujeres expresamos nuestras ideas libremente, debatimos al mismo nivel con los hombres, tomamos nuestras propias decisiones”.