Alerta sanitaria en Colombia: así respondemos al coronavirus

15-11-2020 Lectura 4 Minutos
Begoña Rodríguez Pecino
Comunicación y contenidos

Escrito el 27/03/2020

Actualización: 15/11/2020.

Sabemos que el coronavirus no entiende de fronteras y actúa como una amenaza global. Sin embargo, sus consecuencias no están castigando por igual a toda la población. Desde Ayuda en Acción, ahora más que nunca, #SomosAyuda para estar junto a las personas más vulnerables frente a esta crisis. Conoce cómo el virus ha generado una alerta sanitaria en Colombia, así como nuestro trabajo para apoyar allí a más de 34.000 personas.

Coronavirus en Colombia

Colombia superaba recientemente el millón de contagios por coronavirus en medio de una profunda crisis sanitaria, económica y social que podría agravarse con la llegada de una segunda ola.

 Las clases siguen suspendidas en todos los niveles educativos y el desempleo, uno de los  mayores problemas del país, está alcanzando niveles históricos. Según el  Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), la tasa de desempleo en agosto pasado fue del 16,8 %, un 6% más que el mismo mes del año pasado. Sin embargo, la cifras reales podrían ser aún mayores, pues también habría que contar el empleo informal, muy extendido en el país. Como consecuencia, los niveles de desarrollo de Colombia, según un estudio de la Universidad de los Andes, podrían retroceder hasta 20 años.

La #COVID19 podría devolver a Colombia a niveles de desarrollo de hace 20 años. Así trabaja Ayuda en Acción para impedirlo Click Para Twittear

El trabajo de Ayuda en Acción frente a la alerta sanitaria en Colombia forma parte de un plan de respuesta regional que abarca 11 países de América Latina. Gracias a él, ayudaremos a más de 500 000 personas a hacer frente a estos duros momentos donde la solidaridad es más necesaria que nunca.

En el caso de Colombia, nuestra actuación se centra en los departamentos de Norte de Santander, Nariño, Valle del Cauca, Bolivar, así como la región de La Mojana. Allí #SomosAyuda para más de 34.000 personas.

Apoyo a la infancia más vulnerable

En esta alerta sanitaria ponemos especial foco en la atención a la infancia más vulnerable. En El Salado, junto a empresas como SACYR, apoyamos la educación online y la alimentación de familias como la de Eliana, que forma parte de nuestro programa de apadrinamiento:

Trabajo con la población migrante e indígena

Una de las zonas más vulnerables frente a la alerta sanitaria en Colombia es el departamento de Norte de Santander, al noroeste del país y en la frontera con Venezuela. La razón es que sus puestos fronterizos recogen una enorme afluencia diaria de población migrante y refugiada, sobre todo procedente de Venezuela.

Es el caso de Heberson, quien tuvo que abandonar Venezuela hace 4 años en busca de una vida digna para él y su familia. Hoy viven en la zona fronteriza de Cúcuta. Y lo hacen, literalmente, al día, pues al desempleo y la crisis humanitaria se suma una nueva barrera en su camino: la COVID-19. No trabajar debido al virus puede suponer no tener comida disponible, por no hablar de la falta de recursos necesarios para prevenir el contagio, entre otras dificultades.

En Ayuda en Acción trabajamos junto a las familias como la de Heberson o la de Vivian desde diciembre de 2018, por lo que nuestro equipo en terreno ha podido movilizarse rápidamente para comenzar a dar respuesta a la emergencia del coronavirus. Las principales necesidades detectadas ahora mismo en Norte de Santander son: agua, alimentación, albergues y atención a población en tránsito. En el municipio de Villa del Rosario y con el apoyo de UNICEF, hemos entregado 450 kits de prevención del coronavirus a más de 80 familias venezolanas. Contienen materiales como guantes y mascarillas, pero también folletos informativos y de sensibilización en materia de higiene, saneamiento y lactancia materna. En la frontera con Venezuela también hemos repartido 800 paquetes alimentarios y 800 cartillas de higiene a más de 820 familias.

Por otro lado, nuestros equipos en terreno también han hecho llegar la ayuda a un asentamiento informal de La Fortaleza, Cúcuta, donde convive población migrante, local y de acogida. Gracias a ella hemos podido prestar apoyo a  250 familias y unas 1 250 personas.

Otro grupo muy vulnerable a la pandemia es la población indígena. Por eso, nos hemos unido a Renta 4 para entregar alimentos a la comunidad indígena Awá, en el departamento de Nariño. Se trata de una de las poblaciones indígenas más afectadas por el conflicto armado colombiano y el desplazamiento forzado. Debido a su tradición recolectora, pesquera y cazadora, vive en zonas remotas donde la pobreza y la desigualdad constituyen su día a día.

Llegamos a las comunidades más aisladas

El aislamiento decretado en el país durante la primera ola castigó con fuerza a las comunidades más alejadas del caso urbano, cuyo acceso a alimentos se vio muy vulnerado. Por eso, en los municipios de Policarpa y Cumbitara, en el departamento de Nariño, entregamos alimentos a 120 familias cacaoteras en situación de especial vulnerabilidad. Se trata de zonas muy afectadas por la presencia de grupos armados ilegales, el narcotráfico y el abandono del Estado. Con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, trabajamos desde 2019 en Nariño para apoyar a más de 1 700 familias productoras de cacao. El objetivo último es que puedan generar ingresos sin tener que dedicarse a otros cultivos de uso ilícito como la coca. Según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, en este departamento se cultiva más de un 20% de toda la coca de Colombia. La situación de aislamiento e inseguridad también ha aumentado en otras zonas de este departamento, como Tumaco y El Consejo de Bajo Mira y Frontera. Allí, junto a Fundación Éxito y Semillas de Apego, entregamos 1.000 paquetes de alimentación a las familias más vulnerables. 

Nuestra respuesta frente al coronavirus

Nuestra respuesta a la crisis de la COVID-19 en Colombia forma parte de un plan de respuesta regional que desarrollamos en 11 países de América Latina. Entre los esfuerzos para llevar la ayuda allá donde se necesite también incluimos:

  • Entrega de material y equipos sanitarios como tests COVID, EPI o medicinas.

  • Rehabilitación de infraestructura e instalaciones en centros de salud o unidades de vigilancia epidemiológica.

  • Formación a personal sanitario.

  • Campañas de prevención de violencia contra los niños, niñas y mujeres.

  • Formación a pequeños emprendedores y emprendedoras para que, una vez superada la crisis humanitaria, puedan mejorar su situación económica y hacerla sostenible a largo plazo.

Seguiremos trabajando día a día para proteger la salud de nuestro equipo en terreno y asegurar, al mismo tiempo, el apoyo a las comunidades más vulnerables de nuestros proyectos en Colombia. Queremos que los tiempos de coronavirus sean también tiempos de solidaridad, derechos humanos y dignidad. Ahora, más que nunca, #SomosAyuda.