Esclavitud infantil en Paraguay: el criadazgo

25-03-2021 Lectura 4 Minutos
Antonio Josué Díaz
Delegación de Andalucía

La esclavitud infantil en Paraguay existe en forma de trabajo para salir de la pobreza. En el país hay casi 50.000 niños y niñas que son víctimas de trabajo infantil peligroso. El criadazgo es una de las formas más usuales de esclavitud moderna. Contra él luchamos en uno de nuestros proyectos en el país sudamericano que cuenta con el apoyo de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrolloesclavitud infantil Paraguay

El criadazgo es una forma temprana y muy grave de vulneración de los Derechos Humanos que afecta principalmente a las niñas. Es la pobreza crónica y la privación material lo que empuja a las familias a confiar la educación y protección de sus hijos e hijas en manos de familiares y conocidos remotos o personas extrañas, con la esperanza de que puedan escapar del círculo generacional de la pobreza. Podemos hacer un ejercicio de ficción, de la mano de una niña, para denunciar esta lacra.

La menor tiene casi 11 años, los cumplirá la próxima primavera, pero no los podrá celebrar con su familia. Antes de fin de año será enviada a la capital, Asunción. Allí trabajará como empleada doméstica en un hogar y una familia que le serán totalmente extraños. A cambio, le han ofrecido techo, comida y educación. También una remuneración por las horas trabajadas, y tiempo y espacio propio para jugar y descansar. Aunque está muy triste, podría ayudar a su familia con el dinero que gane, piensa. Incluso hasta le sobre para poder comprarse ropa nueva y ahorrar para una bicicleta o una guitarra.

Pero esta niña nunca recibirá un salario por su trabajo. Tampoco tendrá un cuarto digno, con espacio amplio para su ropa nueva, su música y su guitarra como ella había soñado. Ni siquiera terminará el curso, deberá abandonar porque las horas de trabajo doméstico irán en aumento y cada vez se sentirá más cansada. Con el nacimiento de un nuevo bebé en la casa, la carga de trabajo será aún mayor. Ya casi no tendrá descansos, tampoco por las noches.

El criadazgo en Paraguay empuja a casi 50.000 menores a las peores formas de esclavitud infantil Click Para Twittear

Los señores de la casa nunca la tratarán con el mismo cariño que a los hijos propios con los que convivía, con quienes, por cierto, le está prohibido jugar. Los castigos serán frecuentes: al principio si erraba en sus tareas, después irán llegando sin motivo. Tampoco recibió atención médica cuando se puso tan enferma aquella vez que alguien la hizo tropezar en las escaleras.

Este acuerdo sobre su vida, que le sacará de su hogar, le alejará de su familia, tal vez para siempre. Le arrebatará su infancia y marcará su vida, es una peor forma de trabajo infantil. Es muy posible que M sea madre de forma precoz, sin quererlo, víctima de una violación. Antes de dar a luz, trazará un plan para escaparse, adelantándose a las infames intenciones de sus victimarios. Será entonces cuando quede en situación de calle, porque sentirá una gran vergüenza y miedo de volver con su familia.

Criadazgo y explotación infantil en Paraguay

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo toda aquella actividad económica que sea realizada por un niño/a por debajo de la edad de 14 años y que interfiera de manera directa sobre el ejercicio y disfrute de su derecho al juego, al descanso, a la educación o la salud, es trabajo infantil. Además, si este trabajo tiene efectos lesivos sobre su salud, sobre su desarrollo cognitivo, emocional y sobre su bienestar y/o pone en riesgo su vida y su integridad moral y física, es considerado una forma de trabajo peligroso.

Aunque no hay datos actualizados oficiales, se calcula que existen aproximadamente 47.000 niños y niñas en situación similar a la de esta niña en Paraguay. El criadazgo está considerada una peor forma de trabajo infantil. Afecta principalmente a niñas y adolescentes de familias empobrecidas de las zonas rurales del país. Está estrechamente relacionado con otras formas de violencia como la violación y la trata de personas con fines de explotación sexual.

banner-mujer-3

Nuestro trabajo contra la esclavitud infantil en Paraguay

Desde Ayuda en Acción y con la colaboración de AACID, ejecutamos en Paraguay un proyecto para prevenir y erradicar el criadazgo. Trabajamos de manera estrecha con instituciones del Estado y organizaciones de la sociedad civil para mejorar el marco legal, la inversión en políticas de infancia y el sistema de protección institucional para niños, niñas y adolescentes.

En el marco de esta acción estamos fortaleciendo las capacidades de un albergue residencial para la atención y restitución de los derechos vulnerados a niñas y adolescentes que han sido víctimizadas por el criadazgo, violencia sexual y trata. Este espacio promueve un entorno de protección, cuidado y buen trato y trabaja la recuperación emocional y reinserción social, laboral y familiar de 65 niñas y adolescentes con durísimas historias de vida. El objetivo es que la infancia víctima de esclavitud en Paraguay pueda reinsertarse con éxito en la sociedad.

Otro de los procesos clave que estamos impulsando en varios departamentos del país es la sensibilización y deconstrucción de las prácticas culturales que normalizan este fenómeno. Es fundamental visibilizar y denunciar el criadazgo como una forma contemporánea de esclavitud para que la sociedad y las familias sean conscientes que allá donde hay criadazgo también hay:

  • explotación laboral.

  • castigos físicos.

  • violencia sexual.

  • sufrimiento y dolor insoportables y absolutamente injustificables.