Agua potable frente a la COVID-19 en Perú: la importancia del clorogás

11-08-2020 Lectura 3 Minutos
Jenny Enriquez Fernández
Ayuda en Acción Perú

El agua es una de las mejores defensas frente al coronavirus. Sin embargo, tener acceso a ella aún es una asignatura pendiente en muchas zonas de Perú donde trabajamos. Hoy te contamos qué son los balones de clorogás y cómo nos están sirviendo para llevar agua potable a las familias más afectadas por la COVID-19 en Cura Mori, al noroeste del país.

Agua frente al coronavirus en Perú: la importancia del clorogás

Perú vive una de sus horas más difíciles. Hace cinco meses, cuando se detectó el primer caso de COVID-19, nadie hubiera imaginado que la emergencia se iba a extender en una meseta interminable. Hoy se registran más de 478.000 casos en el país. Desde Ayuda en Acción trabajamos junto a las familias con mayores problemas de vulnerabilidad y pobreza para que puedan hacer frente a la crisis. Asegurar su acceso a agua potable con materiales como los balones de clorogás es fundamental para conseguirlo. ¡Sigue leyendo para saber qué son y para qué sirven!

Más de 6 000 familias de Cura Mori, Perú, tienen hoy agua potable gracias a estos balones de clorogás. Frente a la COVID-19 #SomosAyuda Clic para tuitear

¿Qué son los balones de clorogás?

Clorogas Peru AeA frente al COVIDEl cloro es uno de los elementos químicos más utilizados para potabilizar un bien tan necesario como escaso: el agua. En su forma gaseosa, se introduce en unas bombonas o balones que van dosificando su contenido dentro del agua y aseguran así su desinfección. Este tratamiento del agua disminuye el riesgo de enfermedades infecciosas o males estomacales, situaciones que agravarían la ya de por sí dura crisis sanitaria que vive el país.

Llevamos agua potable a Cura Mori

Abrir el grifo y tener agua potable solo es posible para el 67,7% de la población peruana. El acceso a este bien se complica sobre todo en las zonas rurales y empobrecidas del país. Es el caso del distrito de Cura Mori, en la región norteña de Piura, donde trabajamos. Allí, el sistema de abastecimiento es precario y obsoleto. Tanto, que algunas familias solo tienen agua dos horas al día y dos veces por semana.

La pandemia ha agravado más la situación. Los peores momentos se han vivido durante los más de 100 días que ha durado el confinamiento. Con sus ingresos claramente mermados, muchas familias no han podido pagar las facturas del agua. Sin embargo, gracias a nuestro trabajo coordinado con organizaciones e instituciones locales como las Juntas Administradoras de Agua y Servicio de Servicio de Saneamiento (JASS) hemos contribuido a que nadie se quede sin agua, independientemente de su situación económica.

Los balones de clorogás son muy importantes para asegurar el abastecimiento. Desde Ayuda hemos entregado nueve balones que servirán para asegurar agua potable durante cuatro meses a cerca de 6.000 familias de Cura Mori. El área de impacto comprende los caseríos de Pozo de los Ramos, San José y San Pedro, Chato Chico y Chato Grande, la Zona More, el centro poblado Almirante Grau, Cucungará y sus anexos.

“Le damos las gracias a la fundación no solo por el trabajo de ahora, sino por el que ha iniciado desde hace años. Con este donativo estaremos cubriendo cerca de cuatro meses el servicio. Ese dinero que iba a ser invertido en el clorogás lo estaremos invirtiendo en otras necesidades urgentes, como la ampliación de redes para que nadie se quede sin recibir el agua”, afirma Jorge Anastasio Llovera, presidente de la JASS Carretera Piura Chiclayo.

Procurar que la población tenga acceso a agua tratada es hoy, más que nunca, uno de nuestros principales objetivos en Perú. Por eso también hemos llevado balones de clorogás al distrito de Sechura, en la región de Piura; y entregado sistemas de agua para las JASS de Acobamba, en Huancavelica.

Estas acciones forman parte del nuestro plan de respuesta a la COVID-19 en Perú, con el que estamos llevando ayuda a más de 30.000 personas en el país. Como indica William Campbell, director en Perú de Ayuda en Acción, “hoy la solidaridad es más importante que nunca”. ¿Contamos con la tuya?