Alerta sanitaria en Portugal: aquí también #SomosAyuda

08-04-2020 Lectura 3 Minutos
Joana Brandao y Mario Rui
Ayuda en Acción - Portugal

#StayAtHome, #QuédateEnCasa… y en portugués #FiquememCasa. La alerta sanitaria en Portugal y la llamada al confinamiento empezaron los días 10 y 11 de marzo. Y, seis días después, cuando se suspendieron las clases en colegios e institutos, el seguimiento empezó a ser masivo. En los balcones y ventanas se suceden las iniciativas para animar a la población a quedarse en casa. Un confinamiento que hasta el momento es voluntario. Las clases de baile, canciones, velas en las ventanas y las citas para aplaudir a los héroes en bata están haciendo, también en Portugal, que este tiempo en cuarentena sea especial, y a la vez, solidario.

Alerta sanitaria en Portugal: confinamiento voluntario

En Portugal también se están tomado medidas de confinamiento de la población para frenar la expansión de la COVID-19. Hasta la fecha, ha infectado a más de 11.000 portugueses y ha provocado más de 300 fallecimientos.

Desde el decreto de Estado de Emergencia se han cerrado comercios y establecimientos y las cafeterías y restaurantes solo sirven comida a domicilio. La mayoría de la población trabaja desde sus casas en formato teletrabajo. Y solo está permitida la actividad en aquellos sectores que se consideran esenciales. Es el caso de los profesionales de salud, seguridad y los trabajadores de supermercados y tiendas de alimentación.

A diferencia que en otros países, la población está siguiendo un confinamiento voluntario. Es decir, que se permiten las salidas al aire libre para hacer deporte y no se está sancionando a las personas que se saltan la cuarentena. Aunque esto último se prevé que pueda cambiar esta semana para evitar desplazamientos durante la Semana Santa.

Medidas para paliar los consecuencias económicas de la COVID-19

Estas necesarias medidas de confinamiento están impactando fuertemente en la economía de Portugal. En enero, la tasa de desempleo se situaba en el 6,9% y se espera que, una vez superada la emergencia, esta cifra se duplique. Para paliar las peores consecuencias de la alerta sanitaria en Portugal, el Gobierno ha puesto en marcha un paquete de medidas que contempla:

Prórroga para el pago de impuestos sobre la renta y seguridad social. La población podrá realizar estos trámites, que expiraban en abril, hasta finales del mes de junio.

• El Ministerio da Trabalho, Solidariedade e Segurança Social ha renovado de forma automática las prestaciones a las personas que se encontraban desempleadas antes de la alerta sanitaria.

• Las empresas que se hayan visto afectadas por la COVID-19 tendrán acceso a un apoyo extraordinario. Este lo destinarán a pagar los salarios de sus empleados, durante un periodo máximo de seis meses.

• Las entidades bancarias están dando facilidades a las familias de trabajadores desempleados para el pago de sus préstamos.

• Están prohibidos los desahucios.

Creación de la Plataforma no Banco Alimentar (Plataforma de Banco de Alimentos) para dar respuesta a la emergencia.

Por su parte, los ayuntamientos lusos también se han sumado en la puesta en marcha de medidas para ayudar a los hogares. Entre ellas se encuentra la suspensión del cobro de servicios como el agua o el estacionamiento de vehículos en la vía pública. Tampoco se cobrarán el alquiler de los establecimientos comerciales que hayan tenido que suspender su actividad. Y se están creando plataformas voluntarias de ayuda comunitaria para, por ejemplo, distribuir alimentos a personas mayores.  

En Portugal estamos distribuyendo alimentación básica entre las poblaciones más vulnerables en los barrios donde trabajamos. Clic para tuitear

Nuestro trabajo en Portugal: seguimos siendo ayuda

Iniciamos nuestro trabajo en Portugal en 2017. Y, desde el año pasado, desarrollamos el programa ‘Aquí também’ para fomentar la calidad educativa y la inclusión social en los barrios y comunidades más vulnerables.

Desde que se decretó el Estado de Emergencia, nuestros equipos en el país están teletrabajando y hemos suspendido las actividades públicas, en especial aquellas que desarrollamos en centros educativos y asociaciones juveniles. Un equipo de Ayuda en Acción Portugal (Ajuda em Ação) está siguiendo de cerca la situación de las familias más vulnerables a las que apoyamos en nuestros proyectos. Les han facilitado alimentos y artículos de higiene y tienen una comunicación regular con ellas.

Por otro lado, la escuela EB 2.3 Mário de Sá Carneiro permanece abierta. En sus cocinas se prepara comida que que distribuimos entre los hogares más vulnerables. En las tres últimas semanas, hemos pasado de cinco a 86 familias que están recibiendo este apoyo para garantizar el acceso a una alimentación saludable.

Ahora más que nunca, #SomosAyuda.