Preguntas frecuentes

Es la declaración de voluntad escrita de una persona por la que dispone el destino de sus bienes y obligaciones, o parte de ellos, para después de su muerte.

Porque es un procedimiento sencillo y económico que te permite decidir sobre la disposición de tu patrimonio. El testamento te garantiza el cumplimiento de tu voluntad cuando ya no estés y facilita a los herederos la transmisión de los bienes.

Independientemente del valor del patrimonio transmitido, la mayoría de los testamentos otorgados ante notario suelen costar entre 38 y 50 euros.

La herencia es el total de bienes, derechos y obligaciones que permanecen tras el fallecimiento de una persona. En el supuesto de que haya herederos forzosos se divide en tres partes iguales:

  • La legítima: equivale a la tercera parte de la herencia, que le corresponde a los herederos forzosos –hijos y descendientes; si no los hay, padres y ascendientes; y la viuda o viudo- y que se reparte a partes iguales
  • El tercio de mejora: el testador puede destinar esta parte a los herederos forzosos aunque no necesariamente a partes iguales.
  • El tercio de libre disposición: el testador puede decidir con absoluta libertad su adjudicación a un familiar, un tercero o una persona jurídica.

En el caso de que no existan herederos forzosos, el testador podrá libremente decidir sobre la totalidad de su patrimonio en testamento.

El legado es la asignación de uno o varios bienes (inmuebles, coches, obras de arte, joyas, etc.) o derechos (prestaciones, cobro de deudas, porcentaje patrimonial, etc.) a una persona física o jurídica determinada. Los legados deben indicarse expresamente en el testamento y no pueden perjudicar la legítima de los herederos forzosos, en el caso de que los haya.

Puedes legar una cantidad fija de dinero o establecer un porcentaje sobre el valor total de tu patrimonio. También es posible hacer donaciones en especie (bienes inmuebles, obras de arte, joyas etc.).

Tu legado ayudará a mejorar las condiciones de vida de los niños y niñas, las familias y sus comunidades en cualquiera de los 19 países en los que trabajamos (América Latina, África, Asia y también en España).

Puedes dejar tu legado a Ayuda en Acción, pero no al niño o niña a título personal, ya que esto crearía grandes diferencias sociales y frenaría el desarrollo de la comunidad en su conjunto.

La parte de la herencia que dones a Ayuda en Acción está libre de impuestos ya que, al ser una persona jurídica, no está sujeta al Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Igualmente, los ingresos derivados de las herencias y legados están exentos en el impuesto de sociedades por ser una fundación acogida a los beneficios fiscales recogidos en la Ley 49/2002 de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

Sí, puedes cambiar el testamento cuantas veces desees. Se considera válido el más reciente.

El notario que haya autorizado el testamento está obligado, en el momento que llegue a su conocimiento el fallecimiento del testador, a notificar su nombramiento a las entidades no lucrativas que aparezcan en el mismo.

Si en el testamento se ha designado albacea (persona designada por el testador en su testamento para administrar y repartir sus bienes entre sus herederos), éste debe notificar su nombramiento a todos los beneficiarios del testamento, ya que está obligado a hacer cumplir la voluntad del causante.

Si no hay albacea, los herederos deben ponerse de acuerdo, porque en la partición de la herencia todos los beneficiarios incluidos en el testamento deben estar presentes. De lo contrario, no se podría hacer dicha partición.

En cualquier caso, si decides incluir a Ayuda en Acción en tu testamento, te rogamos que lo comuniques a nuestro departamento jurídico en el correo legados@ayudaenaccion.org o al teléfono gratuito 900 85 85 88.

Los herederos son los responsables de notificar y entregar los legados.

Ver más preguntas frecuentes

Cerrar