Lidl y Ayuda en Acción colaboran desde 2014 para paliar las consecuencias de la pobreza infantil en España

La prolongada recesión ha impactado en los hogares más vulnerables, aquellos con una fuente de  ingresos menor y más inestable. Las tasas comparadas de pobreza infantil han aumentado significativamente en los últimos 5 años. Cubrir necesidades básicas, la educación y el empleo son los factores que más influyen en el bienestar de las familias.

En este contexto Lidl dentro de su política de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) se suma a nuestro programa, desarrollando  una alianza que da soporte a iniciativas que generan un valor añadido a la sociedad.