Seis formas de luchar contra la pobreza

Cómo luchar contra la pobreza
13-10-2020

Autor : Mar Pérez-Olivares

Acabar con la pobreza en todo el mundo en poco más de una década es el mayor desafío al que nos enfrentamos, pero es posible. Muestra de ello son los grandes pasos que hemos dado en los últimos tiempos. Sin embargo, lo tenemos un poco más difícil que hace un año. La ONU ya ha advertido que las consecuencias de la pandemia podrían incrementar la pobreza en todo el mundo hasta afectar a 500 millones de personas más (lo que supone el 8% de la población mundial). Por ello es más importante que nunca que no perdamos el foco y sigamos trabajando en la consecución del ODS-1. Descubre a continuación 6 formas eficaces de luchar contra la pobreza.

Formas de luchar contra la pobreza

#1 Acabar con el hambre y la malnutrición

El hambre es a la vez causa y consecuencia de la pobreza. Esta es la razón por la que la erradicación del hambre encabeza nuestro ranking de formas de luchar contra la pobreza.

Los 1.000 primeros días de vida son cruciales para cualquier ser humano. Durante esta etapa es cuando se produce el desarrollo básico de los niños y niñas y una buena nutrición juega un papel esencial. El hambre y la desnutrición en la infancia son causa de mortalidad infantil, pero también puede provocar una ralentización de su desarrollo físico e intelectual, consecuencias irreversibles que les acompañarán toda su vida.

Está demostrado que una población enferma es menos productiva. La malnutrición (en cualquiera de sus formas) también acarrea graves consecuencias en la salud de las personas adultas. La obesidad, por ejemplo, puede desembocar en enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, hipertensión, asma, problemas respiratorios o enfermedades hepáticas.

#2 Cobertura universal de la salud

Como hemos visto anteriormente, pobreza y salud están íntimamente ligadas. Y son los dos elementos clave de una pescadilla que se muerde la cola. La pobreza provoca que la población enferma no tenga recursos para acceder a determinados tratamientos. Por otro lado, una alta incidencia de enfermedades en un territorio impide que este se desarrolle económicamente.

La construcción de sistemas de salud robustos, que permitan universalizar este derecho fundamental, y la puesta en marcha de mecanismos y programas de prevención, es otra de las formas eficaces de acabar con la pobreza.

#3 Adaptación al cambio climático

Efectos cambio climático en MozambiqueLos desastres naturales –incrementados por los efectos del cambio climático– se traducen en pérdidas de cultivos, ganado e infraestructuras. Esto supone una reducción drástica de la producción de alimentos básicos. Esto incide directamente en la seguridad alimentaria de la población con menos recursos pero también en sus medios de vida.

Para acabar con la pobreza, también es necesario que apoyemos a las poblaciones más empobrecidas a que reduzcan su vulnerabilidad ante los efectos del cambio climático.

#4 Acceso universal a la educación de calidad

Sabemos que la educación es la herramienta más importante para romper el círculo de la pobreza y supone un importante impulso para generar más y mejores oportunidades en la infancia y adolescencia. Garantizar el acceso a una educación inclusiva, equitativa y de calidad a todo el alumnado es el primer paso para poner en sus manos un futuro lejos de la pobreza y lleno de oportunidades.

#5 Aumentar la inversión en el desarrollo de regiones y comunidades empobrecidas

La cooperación internacional o los proyectos de desarrollo son los mejores caminos para acabar con la pobreza. Este tipo de acciones a medio-largo plazo tienen por objetivo atajar sus causas desde diversos frentes. En Ayuda en Acción trabajamos codo a codo con las poblaciones beneficiarias, haciéndoles partícipes desde el primer momento de su desarrollo, detectando sus necesidades y poniendo en marcha un exhaustivo plan que revisamos cada tres años.

Si todos los países ricos destinaran el 1% de sus ingresos al combate contra la pobreza, acabaríamos con ella en menos de 20 años. Clic para tuitear

 #6 Atajar la desigualdad de género

La pobreza tiene rostro de mujer y la desigualdad de género es una barrera más que impide a las mujeres salir de la pobreza. La brecha de género a nivel educativo y salarial, el acceso a la propiedad de la tierra y a puestos de responsabilidad o la falta de participación de la mujer en la sociedad son algunos de los signos de esta desigualdad.

Por ello, si queremos acabar con la pobreza no podemos (ni debemos) olvidar a las mujeres. Es necesario que se pongan en marcha políticas que rompan las barreras que limitan sus opciones de desarrollo.

Acabar con la pobreza es posible

Esperamos que después de leer este post ya no seas de quienes creen que alcanzar el ODS 1 (fin de la pobreza) es una utopía. Pero si sigues pensando así, te vamos a dar un dato. Según la ONU, si todos los países ricos destinaran solo el 1% de sus ingresos al combate contra la pobreza, acabaríamos con ella en menos de 20 años.

Luchar contra esta lacra también está en tu mano. Puedes contribuir a ello haciendo voluntariado (también puedes hacerlo de forma virtual) en alguna organización que, como Ayuda en Acción, lucha contra la pobreza y las desigualdades. Además, puedes dar un paso más aportando un donativo o haciéndote socio o socia. Y por supuesto, puedes apadrinar un niño o un grupo de niños y niñas para invertir no solo en su futuro, sino para ayudar a salir de la pobreza a toda su comunidad.

banner-apa-1