El cuento como recurso educativo

Una de las partes más importante de nuestro programa educativo es la comunidad que lo compone, sin ella Ahora Toca  sería una guía más de recursos que usar en el aula; sin embargo profesores, padres, madres, niños, niñas, estudiantes, etc., transforman estos recursos en una lección dinámica y viva del aprendizaje.

Un ejemplo de ello es el trabajo que en el curso 2013/2014 hicieron los estudiantes del grado de biología Sanitaria de la Universidad de Alcalá, junto con su profesora Consuelo Giménez Pardo. Gracias a ellos Ahora Toca dispone de estos  relatos que explican, de manera lúdica, los parásitos que sufren los niños y niñas, cómo prevenirlos y controlarlos.

portada bicholibro

Consuelo Giménez, realiza una reflexión en la revista REDU, dedicada a la difusión de artículos relativos a la docencia universitaria, en el que cuenta la experiencia de cómo mostrar la realidad que viven muchos millones de niños y niñas del mundo y de sus comunidades a través de un cuento.

El reto que Consuelo Giménez les propuso a sus alumnos y alumnas trataba sobre cómo explicar con un lenguaje sencillo cuestiones básicas sobre prevención y control de las principales parasitosis que afectan a la infancia.

Millones de personas viven en lugares precarios, muchos están construidos con adobe y paja o son chozas hechas de palos y plásticos, lugares ideales para que insectos transmisores de enfermedades campen a sus anchas. Muchas personas no tienen acceso a una adecuada educación sanitaria, de manera que desconocen las medidas higiénicas básicas.

En esta experiencia educativa  los cuentos han tenido un papel importantísimo a la hora de transmitir valores, esta experiencia permitió a los estudiantes lograr sus objetivos ayudando a muchos niñas y niños a conocer otras realidades.

“He de decir que al inicio, cuando decidieron participar, los estudiantes no eran muy conscientes de qué iba a ocurrir o de cómo iba a evolucionar esta idea. Ellos solo querían participar, les parecía un reto original y divertido; estaban, eso sí, ilusionados con la posibilidad de transmitir sus conocimientos de manera que fuesen de utilidad. A lo largo de este proceso, eso es algo que me han transmitido varias veces.” Consuelo Giménez para la revista REDU.

Gracias a estos estudiantes y a su profesora hoy podemos contar con estos maravillosos cuentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *