Pino, Isabel y Daniela, voluntarias comprometidas con el desarrollo de San José de Chiquitos