Ya soy soci o
Atrás
icon

Kirira y la lucha contra la mutilación genital femenina

Inicio 01/01/2012 Fin 31/12/2022

Contribuimos a la lucha contra la mutilación genital femenina (MGF) y otras violencias basadas en el género (VBG)

Presupuesto total

  • 30.000 €

Población objetivo

  • Niñas que pueden ser víctimas de mutilación genital femenina

Localización

  • Tharaka
Play Video
play

Localización del proyecto

Filtra y navega por el mapa para conocer el trabajo de Ayuda en Acción
País
Por favor, selecciona al menos un país
Temática
Por favor, selecciona al menos un país
Palabras clave
Contexto

La mutilación genital femenina (MGF) es un tipo de violencia contra la mujer que está arraigado en la cultura de muchas comunidades.

Descripción

Trabajamos en Kenia junto a Fundación Kirira en la lucha por erradicar la MGF en Tharaka. Llevamos a cabo campañas de sensibilización a través de clubes antiablación en el ámbito escolar y casas de acogida.

Logros

37 menores, adolescentes y jóvenes en riesgo de sufrir MGF o en situación de vulnerabilidad residen en la casa de acogida de Tharaka.

Marga Sanmartín

Más de 15 años trabajando en desarrollo internacional, particularmente en enfoques estratégicos, gestión de equipos y seguimiento de indicadores de impacto. También ha desarrollado su trabajo en áreas de planificación estratégica, gestión del ciclo del proyecto, recaudación de fondos y relaciones institucionales. Tiene una fuerte automotivación, capacidad para trabajar bajo presión y en equipo y buen sentido del humor.

Te lo cuentan

“Antes de casarme me mutilaron. Era una niña. No había nadie conmigo y nadie me advirtió de los peligros de la mutilación. Recuerdo que sufrí mucho. Nadie debería sufrir la mutilación, aunque tuviera que casarse”.

Lucy, fue mutilada antes de casarse cuando aún era una niña

“El reto está en las niñas que por sí mismas deciden ‘yo quiero ser mutilada’. Tenemos programas de educación para enseñarles qué es la MGF y por qué debemos pararla. Enseñamos a estas niñas las circunstancias de cómo quitarse la idea y no acceder a la mutilación”.

Mary, una profesora con la que hemos conseguido reducir el número de niñas mutiladas

“Mis hijas se casarán, pero sin ser mutiladas. No voy a permitir que nadie las mutile. Sé que puede que sean rechazadas por eso, pero no voy a permitirlo porque sé lo que se puede llegar a sufrir”.

Mary Kaniua tiene 38 años. Ella fue mutilada cuando aún era una niña

“Nuestra misión en los clubes es parar la MGF completamente. Hablamos con toda la comunidad para decirles que hay que pararla, les insistimos y les decimos por qué debería parar y por qué deberían animar a sus hijas a que estudien.”

Miriam, portavoz de uno de los clubes escolares que trabajan para erradicar la MGF