icon

Estrategia de integración social y cultural con comunidades vulnerables en zonas urbanas en contextos migratorios

Inicio 20/05/2021 Fin 30/04/2022

Cohesión social e integración comunitaria: ciudades incluyentes, comunidades solidarias y salvaguardar el acceso a una educación de calidad.

Presupuesto total

  • 710 755€

Población objetivo

  • Población migrante venezolana y población de acogida

Localización

  • Norte de Santander y Santander
Dónde trabajamos en la zona

Filtra y navega por nuestro mapa para conocer el trabajo de Ayuda en Acción

País
Por favor, selecciona al menos un país
Temática
Por favor, selecciona al menos un país
Palabras clave
Contexto

De acuerdo con Migración Colombia, a 31 de diciembre de 2020 había en Colombia 1 729 537 personas venezolanas, de las cuales el 56% se encontraba en situación irregular.

Descripción 

El proyecto tiene como objetivo fortalecer los procesos territoriales de cohesión social e integración comunitaria, la prevención de la xenofobia y la inclusión socioeconómica, así como el aumento de capacidades de los gobiernos locales para responder

Logros
  • Fortalecimiento de dinámicas económicas mediante el diseño planes de intervención territorial y la implementación de iniciativas de emprendimiento, en coordinación con los Planes de Desarrollo municipales

María Isabel Cerón

Ejecutiva graduada en economía, con experiencia de más de 20 años en desarrollo e implementación de proyectos sociales. Se ha desempeñado como directora de varias fundaciones, en el sector público. Formó parte de la Agencia Colombiana para la Reintegración, como Gerente de la Unidad de Cooperación y Relaciones Externas.

“Aprendimos de los indígenas, aprendimos de las familias que son de acogida, aprendimos a conocer, nos aliamos como comunidades”.
Carol Pérez, migrante venezolana
“La crisis que hay en Venezuela nos obligó a migrar a toda la familia a Colombia. El primero fui yo. Pensaba que conseguir trabajo no iba a ser tan difícil, pero, a los tres días de llegar a Colombia, empecé a comer una vez al día y a dormir en parques porque el único trabajo que conseguí fue en el transporte público vendiendo dulces”.
Heberson Ovalle, migrante venezolano en Colombia.
“En muchas de las actividades que realizamos nos logramos integrar con compañeros de otras nacionalidades, con diferentes culturas, diferentes aprendizajes, pensamientos. Y creo que eso fue una ganancia para nosotros, para internamente cuestionarnos ante estas situaciones”.
Karen Yulieth, estudiante de la Institución Educativa Cúcuta.
“Admiro de la comunidad de Venezuela su capacidad de adaptación y más en una comunidad como la de Nariño e Ipiales. Identificamos que la cultura y el deporte son dos elementos importantes a la hora de integrar a la comunidad”.
Liliana Suárez, coordinadora del proyecto de Ayuda en Acción.