Ya soy soci o
“Mis hijas se casarán, pero sin ser mutiladas. No voy a permitir que nadie las mutile. Sé que puede que sean rechazadas por eso, pero no voy a permitirlo porque sé lo que se puede llegar a sufrir”.
Mary Kaniua tiene 38 años. Ella fue mutilada cuando aún era una niña