Ya soy soci o
“Recuerdo los disparos, tengo ese sonido grabado. Cuando estalló la guerra recuerdo que oíamos los disparos y teníamos que salir corriendo para salvar la vida. Muchas personas que salían corriendo hacia Uganda nos avisaban. Lo único que podíamos hacer era unirnos a algún grupo de personas porque éramos muy pequeños. Nos fuimos y fue un camino muy duro... Sufrimos heridas, pasamos muchas dificultades, incluso hambre.”
Esther, refugiada sursudanesa en Uganda desde los 13 años