Portugal: luchamos contra el absentismo escolar durante la pandemia

25-09-2020 Lectura 4 Minutos
Ajuda em Ação
Comunicación y contenidos

El pasado mes de marzo se suspendían las clases presenciales en los centros educativos de Portugal. Con el rápido avance de la pandemia, a nuestro equipo y colaboradores en el país se les planteaba un gran reto. Cómo continuar trabajando durante el cierre de escuelas e institutos en la consecución de uno de los objetivos del programa Aquí também: combatir el fracaso y absentismo escolar en Camarate.

Mário Barros, animador social de la Agrupación de Escuelas de Camarate y colaborador de Ajuda em Ação, ha desempeñado un papel fundamental para ayudarnos a cumplir este objetivo. Con la motivación que le caracteriza, Mário ha ido durante meses puerta por puerta para entregar y recoger los deberes del grupo de jóvenes a los que apoyamos a través del programa.

La clave del éxito para reducir el fracaso y absentismo escolar

Mário lo tiene claro: el acompañamiento, la proximidad y la confianza son esenciales para frenar el absentismo escolar. Para él es fundamental escuchar a la juventud, saber lo que necesitan y, sobre todo, interpretar sus silencios.

En Portugal, el año pasado, el 10,6% del alumnado abandonó el sistema educativo sin obtener un título de nivel secundario. Mário cree que para reducir estos números es necesario motivar a los jóvenes y ayudarles a manejar sus expectativas de futuro. Para conseguirlo es necesario mostrarles las oportunidades que tienen a su alcance y los caminos que deben seguir para lograr sus objetivos.

Casi el 11% del alumnado en Portugal abandona el sistema educativo sin un título de nivel secundario. Clic para tuitear

Con la llegada de la pandemia y el cierre de las escuelas, cientos de estudiantes se quedaron sin clases, sin el acompañamiento de profesionales y sin materiales para continuar su formación online. En este contexto, el absentismo escolar comenzó a ser una realidad cada vez más cercana. Por ello, era esencial encontrar la manera de mantener cierta cercanía y seguir apoyando a los niños, niñas y jóvenes que participaban en el programa, especialmente en lo referente a la alimentación y a las tareas escolares.Mario Barros emergencia Portugal

Con este reto, Mário se puso manos a la obra. Visitó semanalmente los hogares de 120 familias para entregar y recoger las tareas de los niños, niñas y jóvenes que participan en nuestro programa en Camarate. Gracias a este trabajo pudo identificar a varios menores que habían dejado de acudir a la escuela antes del inicio de la pandemia.

Las implicaciones de la pandemia en la lucha contra el absentismo escolar

Mário Barros quedó impresionado con la motivación de muchos estudiantes. Relata que había quienes esperaban ansiosamente su llegada: “había un niño que se quedó en el balcón del abuelo hasta que yo llegué”, nos contaba con una sonrisa en los labios. “Llegaba a las 4 de la tarde y me decía que estaba allí desde las 9 de la mañana esperándome a mí, para que no pasara sin que me viera”. Según un estudio de NOVA SBE, el 23% de los estudiantes portugueses no tienen un ordenador con acceso a Internet. En el caso de Camarate, Mário era el único punto de contacto que el alumnado tenía con la escuela y con el mundo exterior durante los peores meses del confinamiento.

A pesar de todo, el animador cree que de toda esta situación provocada por la pandemia se puede sacar algo positivo, ya que puede contribuir a una mayor apreciación de la educación por parte del alumnado. “Me parece que esta distancia solo jugará a favor de la escuela”, explica Mário Barros.

El joven que está en un proceso de absentismo ha sentido durante este periodo que en su casa hay reglas y una cierta formalidad que no puede superar. Ellos y ellas necesitan que su desarrollo sea normal: estar con amigos, con compañeros y mantener conversaciones entre iguales, que no son las mismas que las que tienen con un adulto. Creo que al final de esta situación tendremos mejores estudiantes.

Frente al COVID-19, #SomosAyuda también en Portugal

Emergencia Portugal COVIDOtra de las ayudas que nuestra organización prestó durante la pandemia en Portugal fue la distribución de tarjetas de alimentación a familias en situación de vulnerabilidad. Lo logramos gracias al apoyo de la Agrupación Escuelas de Camarate D. Nuno Álvares Pereira, la Asociación de Padres de Alumnos (APDNAP) y la Junta Parroquial de Camarate, Unhos y Apelação. Desde abril, cuando se hizo la primera entrega de las tarjetas, hasta finales de junio, fecha de la tercera y última entrega, hemos apoyado a 71 familias, con un total de 264 beneficiarios, incluidos unos 150 niños y niñas.

Ayuda en Acción se ha convertido en un peón fundamental en la parte social del municipio de Loures. Ha desarrollado un trabajo pionero en tiempos de crisis.

Mário Barros considera que el hecho de que nos hayamos adaptado y respondido a las necesidades de la comunidad de Camarate en tiempo real fue decisivo para hacer frente a las consecuencias de la COVID-19. 

Volvemos a la escuela

En septiembre, con la reanudación de las clases presenciales, Mário ha vuelto a sus tareas diarias y a los retos de Aquí também. Se trata de un programa que durante este curso busca, sobre todo, invertir en actividades de desarrollo personal que permitan al alumnado desarrollar habilidades de autocontrol, autoestima, resistencia y participación. De esta manera, esperamos contribuir a frenar el absentismo escolar en Camarate y promover un futuro con más y mejores oportunidades para estos niños, niñas y jóvenes, así como para sus familias, poniendo el foco en el fomento del emprendimiento femenino.


Este artículo se ha publicado en nuestra web Ajuda em Ação. Puedes leer el original en el siguiente enlace.

banner-blog-covid-2